Inmatriculaciones de la Iglesia

 
Inmatriculaciones de la iglesia

Inmatriculaciones de la Iglesia. Viñeta del 29/01/2022 en CTXT

¿No te ha pasado nunca que al despertar, después de una noche loca de fiesta, te has encontrado en el bolsillo del pantalón las escrituras de varios inmuebles a tu nombre?

Pues a la Iglesia le viene sucediendo desde hace décadas con iglesias, catedrales, viviendas, solares y locales varios.

Ahora, la Iglesia española dice que sólo 912 bienes de los que pasó a ser propietaria gracias a una ley aprobada por Aznar no son suyos, de 32.401 propiedades que, según sus datos, inmatriculó entre 1998 y 2015, entre lugares de culto, solares y viviendas. 

Los ladrones confesos, pero poco, van de buen rollo y negocian con el Gobierno más progresista desde que el mundo es mundo devolver apenas unos cientos de bienes de los miles que se agenciaron por toda la cara.

Esto es un puto cachondeo, pruebe usted a robar una milésima parte de lo afanado por la Iglesia y vuelva a contarme qué tal le ha ido. O escríbame una carta desde la cárcel.

La Conferencia Episcopal tiene un articulito en su página titulado «¿Debe la Iglesia devolver bienes?«. Aún tienen el santo escroto de preguntarse (o cuestionar en modo pregunta) si está mal eso de robar.

En el texto encaloman un PERO subliminal apoteósico que resume a la perfección el grado de cinismo de esta cuadrilla de arrambladores.

«Los bienes de la Iglesia están al servicio de toda la sociedad y son efectivamente del pueblo… del pueblo de Dios, del pueblo cristiano. Son bienes destinados en su inmensa mayoría a contribuir de una u otra manera, con los fines de la Iglesia, es decir: el anuncio del Evangelio y de los valores que se derivan de él que construyen nuestra sociedad, la vivencia de la fe de millones de católicos y por supuesto la inmensa labor social y asistencial que realizan las distintas instituciones de la Iglesia».

Es decir, que confiesan el robo, sí, pero lo robado se ha usado para evangelizar y para causas sociales. Así que son ladrones buenos. Algo como un Robin Hood torpe que no discrimina a la hora de despojar al personal de su dinero.

Ahí tienen ustedes la lista facilitada al Gobierno por parte de la Conferencia Episcopal Española. Si esto es lo que confiesan, imaginen lo que tendrán apalancado.


Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

¿Algo que decir?