La llamada del cuatrienio

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

La llamada del cuatrienio

 

Cada cuatro años toca.

Suena el teléfono o llega un email con una amable invitación a una reunión para venderte la piel del oso antes de cazarlo.

Si hay algo que me sigue tocando los cojones  es que quieran tomarme por idiota, otra vez.

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

12 comentarios en «La llamada del cuatrienio»

  1. Que bien!, que bien! que viene Fernada con opus, los avisaré cuando haya overboking, opus se pondrá a olerle el culo al de delante, y cuando se giré zas! , usted ya ha votado!!!

  2. La mirilla indiscreta
    .- Uy!!! que Doña Manuela a ese paso no va a llegar a tiempo. Le mandaré un taxi a recogerla.

  3. Qui tamien los comen arios bienen tongo, ta mañaos y degeme queme qeme espliuque, cosas gue omo doricen :»qe gonita primaVera», «res un crá» «quetenun bello día», on 14 untos dobles posiguevos, pos cienzudos. po nada a más era por eso, pos ami mugeres esnudas men cantan laorejas del mar sinenas concolas vvellisisimas, me votan loque les deYO.

  4. Me imagino el cuatrienio como la berrea del ciervo rojo, bramando a los cuatrivientos muuueeeeeb…ammuuubeeeee

  5. ..llegada de la autoriadad dos motoristas locales con sirena y llave del colegio uno de ellos moña y con mucha pericia tardo en abrir la puerta como 15 minutos ante la mirada de interventores de partidos,- oiga le echo una mano.. -agente: a ver si se cree que es la primera puerta que abro!!! -risas- empiezan a llegar votantes, el otro agente se pone nervioso y le dice que ya está abierta que pasemos y montemos el tinglado rápido y que constituyamos las mesas ya, que si no nos aplican sancion.

  6. El día comienza con la localización de un bar cerca del colegio electoral. Comienzo con el reparto de responsabilidades, mandar para casa a titulares si es preciso, elección de vocalas..ante la duda…

  7. Esto me recuerda el día que ayude a una señora a introducir un voto y le metí otro por que el que quería introducir no me gustaba, menos mal que no acepte su propina. ¡¡ Dios perdoname no sabia lo que hacía!!

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.