La máxima autoridad

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

Cada vez que salgo a hacer un poco de bici doy varias vueltas a esta plaza, me paseo tranquilo, pedaleando despacio.

Es una plaza gris sin una miserable sombra, bueno la sombra es de pago ya que sólo se consigue sentándote bajo las sombrillas del bar que pertenece a una de las personas que explota el parking que lleva en las tripas la plaza.

En el centro hay una fuente con una bonita estatua que rememora la leyenda de los enamorados de la peña, Tello y Tazgona.

La máxima autoridad

 

Se supone que este tipo de espacios debería estar pensado para ser usado por la gente, niños y adultos, pero no, es la plaza (con aspecto de plaza) más triste y seca que conozco en mi ciudad, para colmo un par de carteles como este velan por que siga siéndolo.

La máxima autoridad

Estos carteles de remaches gordos invitan a la rebelión, cada vez que salgo con la bici me paseo alrededor de ellos, sólo les falta prohibir ser niño, joven o adulto.

Umos metros más allá hay otra «plaza» , entrecomillo porque la inauguraron como tal.

Por allí circulan los coches y hay vehículos aparcados por todos sitios.

No hacen falta más fotos, allí no hay ninguna plaza, es un cruce sin espacio peatonal alguno, ni bancos, ni cacharritos para los niños, ni jardines, ni una fuente…nada.

 
   

De todos modos si alguien tiene curiodidad puedo hacer fotos para que veais la no-plaza.

Cuatro concejales y algún alcalde se dieron un paseo una tarde de verano por allí y se hicieron una foto descubriendo esta  placa que es lo único que nos hace pensar en el sitio como una plaza, al poco plantaron otro ridículo cartel de «prohibido jugar a la pelota»

prohibido-pelota.jpg

Supongo que colocaron el cartel después de jugar a la pelota entre ellos, que es el deporte preferido de los gestores municipales «que les hagan la pelota«.

Mientras nos comen el cerebro con el fúrgol a todas horas y los chavales pasean las camisetas de sus «pelotantes» favoritos, la calle se va salpicando de prohibiciones al deporte rey.

Estos carteles no tienen autoridad ninguna, la máxima autoridad en las ciudades son los niños que conquistan las calles como les parece, con más razón aún si se trata de un espacio peatonal para el ocio.

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

6 comentarios en «La máxima autoridad»

  1. sólo quería decir, que donde curro es una plaza bonita. y hay infinidad de niños. corriendo locos, balonazos, ruedas pequeñas traseras de minibicis, trompas (esas malogradas trompas (peonzas) sintéticas de ahora), niñas haciendo el pino sin pudor sobre las paredes del ayuntaca a los lados, y eso cuando me salgo a fumar un pitillo, que tambien está el retaco q apenas habla pero empieza a andar y se acerca como si un mausoleo lo llamara, y se va deteniendo a trompicones, con el abuelo a unos metros detrás rastreándole, y se te queda mirando, como alucinado, le haces una carantoña y se va a las piernas del abuelete. y luego el hombre cívico de la tarde que hace su aparición, oye, hasga el favor de llamar a la policía que esto no puede ser. un balonazo me han dao los chiquillos, y que si me da en la cara me se destroza las gafas. asi que cuando se pira yo vuelvo al pc. entre otros, a seguirte. gentuza la hay en todas partes.

  2. tio, loq no puede ser esq cuando has escrito un peazo texto le des a say it! y por no haber puesto la jodida palabra anti-spam, se te vaya todo al garete.

    enfin, esta noche intento volver a comentarte. ya me piro de aki.

  3. En estos casos se hace lo que hicimos yo y unos amigos cuando pusieron en un parque cerca de mi ex-colegio varios letreros que decían «prohibido pisar la hierba». Fuimos por la noche y con premeditación, alevosía y nocturnidad mandamos a los carteles a tomar viento fresco. Ahora estamos en la hierba (que para eso está, coño) sin ningún tipo de remordimineto de conciencia :D

    Abrazos

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.