5 comentarios en «Montañas de colores»

  1. Pues a ver, la función de la cuerda en la ascensión es básicamente como salvavidas. Es decir, se progresará por los propios medios físicos (pies y manos) o artificiales (ganchos, pedales, etc). Cuando estos medios de progresión fallan (nos fallan las fuerzas, salta algún anclaje, etc.) la cuerda, conectada de nuestro arnés a los seguros intermedios y al compañero que nos asegura, evita que acabemos hechos papilla contra el suelo.

    La forma más similar a como lo has dibujado sería el modo de remontar cuerdas, cosa que tampoco se hace a pulso, más que nada porque la fricción con la cuerda te quemaría las manos. Se utilizan para ello aparatos autobloqueantes como los puños, que corren hacia arriba, pero bloquean en la dirección contraria, de modo que. esta vez sí, progresamos sobre este elemento sobre la cuerda.

    Si por el contrario descendemos, la cosa cambia. Agarrar la cuerda con las manos sería esta vez no solo temerario, sino más bien suicida. De modo que la fricción necesaria para frenar la velocidad a la que descendemos se consigue con unos aparatitos por los que se pasa la cuerda y que van conectados a nuestro arnes. Se llaman descensores. Por eso lo de que una mano iría a la cintura, ya que sirve para controlar, esta vez sin peligro, la velocidad por la que pasa la cuerda al descensor. La otra mano, aunque no necesariamente ha de ir a la cuerda que bamos dejando por encima nuestro no estaría del todo mal ahí, ya que por instinto se suele colocar de ese modo en muchas ocasiones .

    Te recomiendo la página del fabricante Petzl, que en sus manuales de producto descargables tienen ilustraciones bastante detalladas y autoexplicativas.

    (jo, vaya ladrillo me he cascao)

  2. @David:Hola
    ¿ Para subir tampoco?
    Mira que me harté de ver fotos de gente haciendo escalada y en algunas vi otras posturas, pues me voy a poner a mirar otra vez, pero ahora serán videos.
    Gracias por la pista/aviso

  3. Un detallico. Un escalador nunca cogería así una cuerda. Con una mano a la cuerda y otra como en jarra a la cintura lo apañas.

Los comentarios están cerrados.