La OIT organiza un concurso de humor gráfico contra el trabajo forzoso en el que pide que no se señale a países o empresas determinadas

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

La OIT organiza un concurso de humor gráfico contra el trabajo forzoso, con censura previa

La ONG Human Resources Without Borders y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) organizan un concurso de humor gráfico contra el trabajo forzoso y en uno de los puntos de sus bases se puede leer esto.

«Los dibujos no deberían señalar a un país o una empresa determinada».

Aunque se usa el modo condicional, de lo que se podría deducir que se trata de una sugerencia, no hace falta ser muy espabilado para imaginarse a qué cajón irán a parar las viñetas enviadas que hagan alusión a algún país o empresa determinada.

En su versión en inglés se pide sin condicional, por lo que deduzco que es un error en la traducción al español y definitivamente no se pueden citar países o empresas:

«Cartoons should not point at a specific country, or a specific company».

Lo mismo sucede con las versiones en portugués y francés.

Fernando Morales-de la Cruz, fundador de Cartoons For Change,  pregunta en público por qué La OIT «patrocina un concurso por la «libertad» que censura a dibujantes y artistas».

Espero que reciba respuesta, se replanteen ese punto y lo retiren. Aunque el simple hecho de haber existido ya es motivo suficiente para no participar en el concurso.

 

La OIT contesta.

Bueno, más que contestar divagan para no decir nada y dicen defender la imparcialidad y la independencia de las Naciones Unidas. Dónde queda entonces la independencia y la libertad de expresión de los dibujantes, como bien le recuerda el amigo Fernando citando el Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

 
   

Artículo 19.
Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

No tiene ningún sentido, es absurdo. Las viñetas son las opiniones personales de sus autores, si se acotan  impidiendo que puedan expresarse libremente que no lo llamen concurso y que encarguen los dibujos a guión cerrado a cualquier amiguete dispuesto a que sea el pagador el que hable por su boca imponiendo un discurso  y estilo»oficial».

 

Víctimas sin culpables

Sea como sea, imponer o tan siquiera sugerir esta limitación es el equivalente a pedirle a los autores que hagan cualquier viñeta «blanca» de esas genéricas «bienqueda» y que no molesten a los últimos responsables de acabar con el problema.

Lo que piden es que no se incomode a los que realmente cortan los bacalaos.

¿Acaso creen que el trabajo forzoso tiene su origen y se lleva a cabo en un universo paralelo donde no hay países ni empresas que se benefician de lo que produce y consumimos?

Capar de entrada cualquier crítica hacia el gobierno de un país por no combatir y erradicar la explotación infantil, los trabajos forzados o cualquier otra práctica esclavista, gracias a las que se enriquecen a saco cientos o miles de empresas de todo el mundo, es el equivalente a escupirle a la cara a la esencia de la profesión y de paso a los que sufren estos abusos.

 

A esto podemos llamarlo de muchas formas, pero va en contra del espíritu crítico del ejercicio del humor gráfico y la ilustración satírica.

La OIT organiza un concurso de humor gráfico contra el trabajo forzoso en el que pide que no se señale a países o empresas determinadas

Entidades que organizan y colaboran. Me extraña mucho que Cartooning for Peace esté de acuerdo con esas bases, prefiero creer que aún no las han leído. Échenle también un vistazo a las organizaciones que forman parte de 50forfreedom.

 
   

Por cierto, los premios parece que se pagarán en la ya tradicional moneda de la «visibilidad».

«Los dibujantes galardonados serán entrevistados por la OIT, y sus dibujos serán promovidos por la OIT, 50 for Freedom y RHSF».

No se bajan del burro

16/03/2021. Actualizan el texto de este punto en el que dejan claro que eso de la libertad de los dibujantes  no va con ellos y que como todas las empresas y países están en el ajo, no se puede citar a ninguno. Y a esto lo llaman «neutralidad«. Penoso.

La OIT organiza un concurso de humor gráfico contra el trabajo forzoso en el que pide que no se señale a países o empresas determinadas

 

Un día les contaré los distintos motivos por los que no participo en concursos de humor gráfico, sobre todo en los de este palo, desde hace muchos años.

La OIT organiza un concurso de humor gráfico contra el trabajo forzoso en el que pide que no se señale a países o empresas determinadas

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

1 comentario en «La OIT organiza un concurso de humor gráfico contra el trabajo forzoso en el que pide que no se señale a países o empresas determinadas»

  1. En estos concursos y similares eventos «culturales», los concursantes suelen ser el pretexto para que otros personajes, organismos o instituciones hagan su agosto. Ya sabéis, lo de «y además pongo la cama».

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.