Toontos

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

Toontos

 

Toontos  Para saber más sobre esto: http://blog.toontos.com

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

2 comentarios en «Toontos»

  1. @ Tontoyo:
    De tercera a primera y de primera a tercera «observo», debería de pedir perdon, ¿para que cohones cogía la página? ¿era una página aleatoria? y lo que es más importante ¿Por qué lo eligio a usted?

  2. Un extraño caso para el Doctor Pero Como Lo Hiso??
    El 17 de octubre de 1995 cuadró el periódico en la barra y se dió cuenta que una hoja pendía, trato a golpecillos de encuadrala pero esta se resistia..entonces decidió abrirlo y proceder a ajustarla, su sorpresa fué mayúscula, era una hoja suelta como cortada a guillotina, ordeno la página y cerró el periódico.
    El 23 de octubre del mismo año una hoja sobresalía del periódico en punta, reparó en él lo separó del servicio y comprobó que estaba suelta, busco el pliego de hoja y descubrió que le faltaban dos páginas.
    Adolfo González se dió cuenta que diarimente y misteriosamente le desaparecia una hoja del periódico que estaba al servicio de la cafetería. Llamó a Javier Sutía, su kioskero, al que involucró en el suceso, que diarimente revisaba todos los periódicos que le servía, en los cuales no notaba nada extraño, y empezaba a cansarle de su labor no remunerada, si bien al principio no le cobraba el café. Las «cosas se fueron enfriando tanto que uno dejó de tomar el café y el otro dejó de comprarle los periódicos.
    Los años pasaron muy rápido, tan rápido que corría el 1 de Febrero del año 2000 y el misterio seguía sin decubrirse.
    De casualidad obserbó, a un hombre corriente, ni alto ni bajo, educado, austero, de los que un euro equivale a 166 pesetas de tez cerúlea abetunada, que se apostaba rutinariamente en el sitio donde la barra hace el ángulo, maniático, que chasqueaba inusualmente y removía en los bolsillos. Cuando se fué corrí a ver el periódico..no le faltaba ninguna página, pero empecé con él una tímida vigilancia.. que me costó algunos cafes por cobrar. Le fuí colocando el cebo acumulaba consumiciones en el mismísimo ángulo hasta que lo veía asomar por la puerta y me apresuraba a recogerlo todo para que se sintiera cómodo. Revisaba el periódico antes de acercarselo, pero siempre me desaparecía la dichosa página cuando se iba, no había nada anormal en su comportamiento que me hiciera sospechar de aquel individuo, pero sin duda era él.
    Me aconsejaron que llamara al Docor Perocomolohiso??, y seguí sus instrucciones, el primer día cabié las páginas como él me dijo, por las del día anterior, pero me desaparecieron igual.
    Procedí a instalar un intrincado juego de espejos estrategicamente situados, que pasaran inadvertidos para todos los clientes y que apuntaran directamente hacia el sospechoso. Y realmente empezó el juego, cuando me giraba localizaba la página, que marcaba doblandole las puntas al papel, tenía todos mis movimientos estudiados y los de mis clientes, cortaba con un cutter el papel en tres tramos, doblaba la hoja 16 veces, hasta que la introducia por la manga, guardaba las gafas y deciía hasta mañana. He perdido a casí todos mis clientes pero le estoy haciendo la vida imposible, a veces no me viene a tomar el café y realmente lo estoy echando de menos. El Doctor es muy agradable, voy a su consulta los fines de semana.

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.