Una viñeta en un examen

Visitas: 43
 
 
Una viñeta en un examen

Una viñeta en un examen

Me van a permitir que haga una pausa en la humildad para una autoreseña que gira alrededor de mi ombligo.

Esta viñeta apareció en un examen de la asignatura de Periodismo Económico de la Universidad Autónoma a Barcelona (UAB). Me enteré en Twitter gracias a Ricard. Tarde o temprano tenía que pasar.

La imagen en cuestión se publicó del 24 de enero de 2018 en CTXT

Siempre es agradable encontrar este tipo de usos porque dejan la sensación de que los garabatos, a veces, tienen una utilidad real.

Los viñetistas, ante determinados temas complejos, en la mayoría de los casos ejercemos como diletantes «profesionales». Entre el juego de la sátira y la necesidad de entender los asuntos que abordamos no siempre dejamos mensajes entendibles o coherentes. En ocasiones, ni falta que hace.

Aunque no es la primera vez que algún cuadrulo aparece en algún libro de texto o examen, me alegra y anima a partes iguales.

Recuerdo un par de casos curiosos del pasado. Uno fue encontrar una viñeta en un examen de acceso de una universidad brasileña y otro en el que el alumno tenía que comentar una viñeta que aparecía en un trabajo de su asignatura y me escribió para que le ayudara con la faena. En su descargo diré que era estudiante de español en Francia y no le resultaba fácil entender las referencias locales.


Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

Artículos relacionados

4 comentarios en «Una viñeta en un examen»

  1. Tienen, tienen utilidad real siempre. Para empezar porque son una muestra descarada de la línea editorial del medio que sea. Y para continuar porque a veces hacen de condensación conceptual, aprovechando el tono de humor para conseguir un toque distendido y perspectivas que no necesariamente caigan en dicotomías. Es raro es el viñetista que juega a marear la perdiz, lo cual quiere decir que muchas veces harán la labor de perlas de conocimiento con valor artístico. Las viñetas son un pulso tanto de la sociedad como la política y cuando van cargadas de estética y denuncia sin amargura ni bilis, sirven para humanizar la noticia que refieren o acompañan sin necesidad de caer en la adulación o la ñoñería. Y eso es lo que haces tú. Y eso que ganamos todos.

    Hala el brindis! :)

Los comentarios están cerrados.