Vieja normalidad

Vieja normalidad, viñeta del 27/11/2021 en CTXT

A Pablo Casado le ha pasado como a aquel que se metía en una sala X y luego decía que no había mirado la cartelera, cuando hasta el de la taquilla lo saludaba ya por el nombre de pila como si fuera de la familia.

Después de asistir a una misa en honor al cabrón del enano asesino y conocido dictador que firmaba sentencias de muerte entre siesta y siesta, se ha empeñado en hacernos creer que no sabía de qué iba la fiesta religiosa franquista que se celebró en la capilla del Sagrario de la catedral de Granada. La cosa terminó en una alegre exaltación de la dictadura y a la que asistió, dijo, porque le pillaba cerca del hotel.

Sea como sea, la Fundación de Paca la culona le agradeció la asistencia.

Pablo Casado es una de las personas más despreciables de la derechuza, sólo superado por los cerriles voxeros.

El ahora presidente pepero, destacado «nostálgico» de tapadillo, cuando presidía las nuevas viejentudes del partido dejó una de las frases más repugnantes que se recuerdan, fue en 2009:

“¡Pero si son unos carcas! Están todo el día con la guerra del abuelo, con las fosas de no sé quién, con la memoria histórica…”

Ahora imaginen a cualquier representante de cualquier otro partido diciendo esto mismo, por ejemplo, de las víctimas de ETA. Estos son los mimbres de los fachas revenidos que se presentan como demócratas, «centristas» y moderados.

Vieja normalidad

Apenas 48 horas después apareció por las calles de Cádiz la tanqueta blindada progresista de la coalición del amor, de aquella autoproclamada única e histórica alianza de izquierdas en España. Y la sacaron para reprimir a los trabajadores del metal que peleaban por sus derechos (y por los tuyos).

Aquí, como en aquella misa de chupaculos franquistas, la cosa también era dirigir «el relato». Así, la ministra María Jesús Montero justificó el uso de la tanqueta en Cádiz como parte del paquete de «elementos que buscaban garantizar la seguridad de los ciudadanos» y cree que la presencia de este vehículo en las protestas en la ciudad andaluza «forma parte más de las materias anecdóticas«.

Isabel Rodríguez, ministra portavoz, dijo sobre los incidentes entre manifestantes y policías en Cádiz: «Desde el Gobierno siempre respetamos el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado«.

Aquí una muestra del «trabajo».

José Antonio Pacheco (PSOE), subdelegado del Gobierno en Cádiz. Dijo que la respuesta policial sacando una tanqueta contra los trabajadores fue «ajustada y equilibrada».

Ya lo saben, amigos, no hagan caso de los que sus ojos les dicen que ven, todo son casualidades y anécdotas. Así es la vieja normalidad y eso calentito y amarillo que cae sobre sus caras es agua clara de lluvía.


Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

2 comentarios en «Vieja normalidad»

  1. Supongo que en las entrevistas te habrán rechazado por lo repelente que eres, como se desprende simplemente viendo tu mensaje. Si quieres echar la culpa a tu (escasa) altura, allá tú

  2. A los bajitos nos encanta cada vez que se quiere insultar a alguien con atributos como cabrón y asesino y ENANO!!.
    Porque todos sabemos que en una sociedad «made-in-Holliwood» y progresista hay que respetar a todo el mundo. Negros, gitanos, inmigrates, mujeres, discapacitados físicos y mentales, colrctivo LTGB*, toros y largartijas, pro-etarras, antivacunas, drogadictos, delincuentes, feminazis, independentistas, bajitos….
    Perfón, bajitos no. ¡¡¡Asquerosos enanos!!!. Si fueran hombres de verdad serían ALTOS y APUESTOS. ¿Acaso alguien ha visto jamás a un 007 bajito? Holliwood siempre ha preferido a cualquier adicto al whisky de metro noventa para el papel de superhéroe.

    Alguno con el lenguaje se delata y explica porqué Occidente es una sociedad decadente que sólo busca la estética según los guiones de holliwood y desprecia todo lo demás.

    Seguro que tienes una buena escusa para mezclar los atributos de cabrón y asesino con el de enano. Cada vez que me han rechazado en una entrevista de trabajo con mis 2 licenciaturas y 3 idiomas la tenían. Curiosamente, desde que se implanto el teletrabajo me va mucho mejor en las entrevistas laborales. Con la webcam he dejado de ser un «asqueroso enano». (Lo de asqueroso es puro complejo, nada que ver con la realidad de los «canijos» o los trabajos donde era rechazado en favor de altos con mucho peor currículum academico o los roles atribuidos en holliwood a los bajitos … Que nadie piense mal).

    En fín, continua con lo del asesino, cabrón y enano de Franco que no quiero interrumpir el buen rollito.

Los comentarios están cerrados.