El dibujante jordano Osama Hajjaj denunciado por ofensas religiosas

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

El dibujante jordano Osama Hajjaj denunciado por ofensas religiosas

Viñeta del jordano Osama Hajjaj sobre la planificiación familiar en su país

O al menos eso es lo que se deduce, porque en el artículo 150 del código penal del país, por el que lo han denunciado, se establece que:

«Todo escrito o discurso que tenga por objeto o resultado agitar los prejuicios sectarios o raciales o la incitación al conflicto entre las diferentes sectas o los elementos de la nación. será castigado con una pena de prisión no inferior a un año ni superior a tres años y una multa no superior a doscientos dinares jordanos«(236€).

Así, el martes 29 de junio de 2021, el viñetista jordano Osama Hajjaj (Twitter / Facebook) tuvo que comparecer ante el tribunal para dar explicaciones y aclarar (sic) esta viñeta sobre la planificación familiar en Jordania.

La viñeta fue mostrada por el canal de televisión privado Roya TV y más tarde borrada después de que tanto el canal como el viñetista recibieran gran cantidad de quejas y comentarios negativos.

A la vista de las reacciones, el dibujante explicó inmediatamente en su página de Facebook (post ya borrado o privado) que se trataba de un malentendido y que su viñeta trataba sobre del control de la natalidad desde una perspectiva social y no de la religión.

Al poco, Hajjaaj recibió la notificación de una denuncia presentada por dos abogados que dio lugar a un procedimiento judicial en virtud del artículo 150 del Código Penal y del artículo 15 de la Ley de Ciberdelincuencia.

Este artículo establece que: «Quien cometa cualquier delito punible en virtud de cualquier legislación aplicable utilizando la red de información o cualquier sistema de información o sitio web, o participe, interfiera o incite a cometerlo, será castigado con la pena estipulada en dicha legislación.»

El viñetista, acompañado de su abogado, salió de la vista en libertad, aunque se le ha impuesto una prohibición para viajar y está a la espera del resultado de la investigación realizada por el Ministerio de Asuntos Públicos.

Este órgano determinará la posibilidad de un juicio. Se enfrentaría a entre uno y tres años de prisión y a una multa de 200 dinares jordanos.

Hajjaj es miembro de Cartooning for Peace y desde la web de este colectivo han expresado su solidaridad con el dibujante y anuncian que seguirán de cerca la investigación.

 
   

Piden que se retiren todos los cargos, considerando que el dibujante declaró de buena fe que no quería ofender a la religión de su país. Desde Cartoon Movement también apelan a la inocencia del dibujante y se pide la retirada de todos los cargos.

Amenazado de muerte por Estado Islámico

En mayo de 2015, Osama Hajjaj recibió varias amenazas de muerte en las redes sociales y por correo electrónico que supuestamente provenían de la organización Estado Islámico a causa de algunas de sus viñetas.

Las amenazas de muerte comenzaron tras publicar una viñeta en el diario Al Rai y en twitter en la que pretendía denunciar la opresión de las mujeres en los países donde se aplica la sharia. Las amenazas continuaron durante varios días tras la publicación de otras viñetas.

Osama Hajjaj fue obligado entonces por su empleador, la agencia de publicidad Rubicam & Young Advertising, a firmar un documento en el que se comprometía a no dibujar viñetas sobre religión y política.

Cuando su periódico Al Rai quebró, su única fuente de ingresos pasó a ser si trabajo para esta agencia. A pesar de todo, Osama no renunció a seguir dibujando.

Hay tantas cosas en este tipo de procesos que me parecen absurdas que no sabría por donde empezar.

De entrada, es triste y ridículo casi a parte iguales que un humorista deba ir a explicar, «aclarar» o justificar sus chistes a un juez bajo la amenaza de una condena de prisión y que a eso lo llamen «investigación».

Aún es más ridículo que deba demostrar que no quería ofender a algo tan abstracto como «la religión» en un acto que parece más una rendición y un ruego de perdón que una defensa de su libertad de expresión.

Emad, dos veces ante el juez

El último viñetista jordano detenido por una viñeta fue otro de mismo apellido, Emad Hajjaj.

Emad fue arrestado el 25 de agosto de 2020  por un chiste sobre el acuerdo de Israel y Emiratos Árabes Unidos que fue considerado “insultante” para el país.

 
   

La viñeta se publicó en Al Araby Al Jadeed (New Arab), un medio de comunicación panárabe con sede en Londres. El dibujante se enfrentaba a una posible condena de hasta 5 años de prisión.

El 23 de diciembre de 2020, el Tribunal Penal de Amman decidió poner fin al proceso judicial contra el viñetista y retiró los cargos.

Tampoco era la primera ver que Emad se las veía con la justicia por una dibujo. En 2017 fue investigado por insultos a la religión por una viñeta que se publicó  (captura) el domingo 29 de octubre de 2017 en abumahjoobnews.com  y que al poco fue retirada.

El dibujante jordano Osama Hajjaj denunciado por ofensas religiosasEl humor en apuros, recopilación de casos (III)
Casos de dibujantes que han tenido problemas de cierta importancia a causa de sus viñetas o ilustraciones satíricas. También hay algunas historias de otras personas que, sin ser dibujantes, han tenido problemas por compartirlas.

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

¿Algo que decir?

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.