Movistar y el regalito, secuencia de un engaño

Visitas: 81
 
 

Movistar y el regalito, secuencia de un engaño

Movistar y el regalito, secuencia de un engaño

Suena el teléfono, lo descuelga una mujer de 80 años, con dificultad para leer y escribir. Sin ordenador, lo único que sabe de internet es que existe, poco más.

El engaño del regalito

La persona que llama se identifica como alguien de Movistar, sea revendedor o no ofrece sus servicios. Asegura que le va a enviar un «regalito«, algo para su teléfono, «un aparatito«. Insiste en que es gratis, un regalo por ser cliente de varios años. La llamada es confusa y la persona que la recibe  no sabe con exactitud lo que le están ofreciendo.

Me imagino la llamada porque conozco bien a la persona, que sea mayor y sin estudios no quiere decir que sea idiota. Entiendo que no sospechó en ningún momento que hablar por teléfono con  alguien de «Telefónica», que le hablaba de un regalo, le comprometería a pagarlo.

Sospecho que jamás podré obtener la grabación de esa llamada, probablemente ni exista, sería la prueba definitiva del engaño.

Segunda secuencia del engaño

Cuando esta persona explica que ha recibido esa llamada, un familiar llama enseguida a Movistar para que le den detalles de la misteriosa llamada del «regalito».

En esa primera llamada se insiste en que nadie ha pedido ningún nuevo «aparatito¨ y pide que se detalle qué tipo de aparato se va a enviar. Otro engaño, la persona que atiende el teléfono en atención al cliente de Movistar asegura que es un nuevo teléfono, que se lo cambian gratis por ser cliente de varios años.

Se insiste en que no se ha solicitado ningún servicio y Movistar lo confirma. Sigue escurriendo el bulto, niega que se trate de un producto con algún pago asociado o alguna modificación de su contrato.

Se confirma el engaño

El engaño se materializa. Al poco se recibe en casa la visita de un mensajero que trae «el regalito», se trata de un módem router para ADSL.

Escondiendo el engaño

Nueva llamada para intentar devolver «el regalito», pero ya es tarde. Han cambiado las condiciones de su contrato y aplican una permanencia de un año por una ADSL nunca solicitada. La solución que ofrecen es que se envíe el router de vuelta a la dirección que parece en la caja. Ninguna dirección aparece en la caja.

Recochineándose del engaño

Otra llamada, Movistar asegura ahora que esta persona ha aceptado por teléfono las condiciones de la contratación de la ADSL. Se enrocan en su basura de normas escritas e incumplidas por ellos mismos para evitar cancelar ese contrato que se han inventado.

Pedir el audio de la grabación del contrato no sólo retrasará su anulación, en la mayoría de los casos  es imposible conseguirla.

Aquí terminan las llamadas, es perder el tiempo y las facturas seguirán llegando mientras se tramita la reclamación. En esta familia estamos ya curtidos en reclamaciones.

Seguir intentando solucionarlo por teléfono sólo retrasará la solucióny alimentará el cabreo. Así que se inicia la reclamación ante consumidores que llevará al arbitraje en un periodo no superior a un mes.

El texto de la reclamación es contundente, se basa principalmente en las prácticas engañosas de Movistar para la modificación de su contrato y de la venta de un producto no solicitado.

Quince días después una llamada amable de Movistar admite el error y lo califica de «malentendido»,  que es la forma elegante de llamarte tonto y no admitir malas prácticas. Proponen que se entregue el router en una tienda de Movistar. Desconfío de que en la tienda  nos entreguen un documento que certifique que esta acción implica la cancelación del contrato. Pero se hará.

La reclamación en consumidores sigue su curso hasta que Movistar restaure el contrato a sus condiciones originales y cancele el que, con engaños, colocaron con una llamada digna del más pícaro timador. Lógicamente esto terminará  con la baja de todos sus servicios, ya que ahora la permanencia colocada con engaños impediría la baja. Aunque más bien la avala.

Movistar y el regalito, secuencia de un engaño

Conclusiones

Se puede contratar cualquier cosa por teléfono en unos minutos, pero se necesitan meses y montones de trámites para cancelar algo no solicitado.

Movistar obliga al cliente a que demuestre que no firmó un contrato que no recibe ni puede conseguir, cuando Movistar es la única responsable de probar su existencia y firma. Y de entregar una copia al cliente.

Que si se niegan a darte un número de incidencia en las llamadas es imposible demostrar engaños. En ocasiones hasta teniendo ese número, también.

El camino más rápido para solucionar problemas es la reclamación formal.

Los contratos grabados por teléfono son una mina para el engaño y retrasan la resolución de conflictos.

El tinglado que tienen montado para la anulación de contratos obliga a perder mucho tiempo en algo que debería poder solucionarse con una llamada.

Que jamás se le puede poner cara y nombre completo a los comerciales y/o empresas revendedoreas ejecutoras de estos engaños.

Las disculpas siempre son pobres, impostadas, muchas veces inexistentes.

Que muchos casos como este han sucedido y siguen sucediendo.

Que se pueden gastar una cantidad indecente de dinero en publicidad cancamusera, pero no invierten nada en humanizar las relaciones con sus clientes.

Pocas multas reciben y todas se amortizan de largo. Quizá un día una denuncia conjunta y masiva termine por cortarles el rollo.

Y sí, Movistar engaña cada vez que puede. Si quieren ganarse el respeto, admítanlo, discúlpense y luego reinicien su mierda de estrategias comerciales.

-Nota: cuando se solucione, añadiré aquí la copia de la reclamación y las fechas por si alguien tiene interés por el trámite y el tiempo de solución.

Actualizaciones:

– 5 de septiembre Reclamación ante consumidores en oficina de atención al vecino del Ayuntamiento solicitando anulación de contrato.

-20 de septiembre, el router se entrega en una tienda Movistar, se recibe un documento en el que aparece un nº de operación de baja

-7 de octubre llega la primera factura de la ADSL jamás solictada (periodo facturado 23 agosto al 21 de septiembre). Ya ha pasado más de un mes desde la reclamación. Sin respuesta.

11 de octubre. El Gobierno presenta nueva ley de defensa de consumidores. En ella se obligará a que los contratos tramitados por internet o teléfono no sean efectivos hasta ser firmados/confirmados en papel, SMS o correo electrónico.

Además se deberá adjuntar un formulario de desestimiento, modelo común a toda Europa, junto con la información previa a la firma del contrato.  Es una buena noticia. Con la nueva ley,  las empresas buitre  ya no tendrán  tan fácil colocar con engaños contratos de servicios no solicitados.

02 de diciembre. Llega esta carta de Movistar, cede tras dos reclamaciones (OMIC y Telecomunicaciones) que ellos llaman «petición». Se da de baja el servicio y devuelve lo facturado. Ni rastro del contrato de voz, ni de admitir el engaño, como era de esperar.

Ahora se cerrará el círculo con la baja de todos sus servicios (que nos negaban tras colocarnos una permanencia del contrato jamás solicitado).

Movistar y el regalito, secuencia de un engaño

Juan Ramón Mora. Dibujante descendiente del fanzineo. Ilustración satírica y humor gráfico para medios de todo pelaje. Las opiniones no se negocian.

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

Artículos relacionados

La gestión de Elon Musk

Elon Musk compra Twitter

Idiotas en la niebla

Civilización hacker

89 comentarios en «Movistar y el regalito, secuencia de un engaño»

  1. @ Raiser:
    Bravo!!!
    Ese es el principal virus de España. Un poco offtopic pero bueno, esto de internet es algo atemporal hoy dia.

    Saludos

  2. Las mentiras de los comerciales por teléfono son una auténtica verguenza, yo recientemente también he sido mentido por teléfono al contratar un nuevo servicio, me aseguraron que a mi casa llegaría n 10 megas perfectamente y al ponerme el ADS no alcanza ni un mega…,

    Puede leerse más haciendo clic sobre el enlace de mi firma.

  3. Suena el teléfono y la voz del otro lado dice: Buenos días, le llamo desde Jazztel…Movistar…Vodafone…
    Da igual, no doy tiempo a que sigan hablando, cuelgo y punto. Si necesito algo, lo busco…¿regalos?venga hombre…

  4. @ unTELECOdeverdad:

    Quién intenta ofrecer ayuda no está obligado a más. Si alguien crítica a alguien que sólo quería ayudar (incluso aunque lo hiciese mal incluso) el problema lo tiene él y en ese caso no se arregla de ninguna manera. Son fallos de serie. Ahora mi pequeño aporye:informamos de la lista Robinson.Ahí queda eso. Quien tenga interés llegará enseguida a la conclusión y/o solución de toda esta trama que encima tienen un «don divino» para llamar sobre todo a casas de parados y por tanto casas con la economía para pocos farolillos. Un abrazo a tod@s!!

  5. @ Peter: Ya está el router entregado en una tienda. El documento que nos entregaron tiene algo que se llama: «Nº operación baja».

    La persona que lo recibió admite que no son pocos los que se acercan a devolver cacharros no solicitados. Tomó nota del número de la línea y aparece también en el documento de entrega.

    Ahora hay que esperar la contestación por escrito de Movistar a la reclamación, porque desconocemos qué tarifa aplicaron a ese supuesto contrato que nadie firmó.

    Cuando acabe el trámite añadiré el resto del rollo.

    Por cierto que aunque olvidé añadirlo, esta persona ya era cliente de Movistar antes de la jugada. Espero que pronto pueda dejar de serlo.

Los comentarios están cerrados.

Este blog se aloja en LucusHost

LucusHost, el mejor hosting

Grandes personan que patrocinan.

Patreon

Recibe contenido extra y adelantos desde sólo un dolarcito al mes como ya hacen estos amables lectores:

César D. Rodas - Jorge Zamuz - David Jubete Rafa Morata - Sasha Pardo - Ángel Mentor - Jorge Ariño - Vlad SabouPedro - Álvaro RGV - Araq