Vodafone, la insoportable estupidez de la atención al cliente

 
Vodafone la insoportable estupidez de la atención al cliente

Vodafone la insoportable estupidez de la atención al cliente

Cuando dejas una compañía de telefonía móvil,  sabes que hay una posibilidad muy alta de encontrarte en manos de otra aún peor.

Y así ha sido. Si Movistar era una empresa sorda y con servicios caros, capados y malos, Vodafone se mueve con el peor servicio de atención al cliente que he conocido, fui cliente hace unos años y ha ido a peor.

Una llamada para un trámite simple, o no, puede empezar por el 122 y pasar por seis ó siete números y personas diferentes que te derivan de uno a otro, para llevarte nuevamente al 122 donde te volverán a decir que ese no es el número al que hay que llamar.  No importa que seas autónomo o empresa, particular, amable o serio, se cepillarán  tu paciencia sin contemplaciones.

Las personas que idearon ese entramado cabrón de opciones grabadas son unos torturadores en potencia, desvíos y automatismos que te encierran en un menú que en la mayoría de los casos es un laberinto sin salida.

Pueden preguntar por tus datos seis millones de veces, negar la existencia de tus consultas o peticiones anteriores, hacerse los locos cuando pides el  número de incidencia o consulta, dejarte a la espera durante el tiempo que les parezca y hasta colgar la llamada para que se te quiten las ganas de volver a empezar.

Algún organismo regulador debería cortarles el rollo porque es un pitorreo (como sus respectivas cuentas inútiles en Twitter, con sus marketinianos, charlatanes y chisposos community managers al frente)

Pero mientras esto sucede, sólo deseo localizar al cerebro que ideó ese sistema automático de atención al cliente para charlar un rato con él, aunque ya le anticipo que la diplomacia no es mi fuerte.

Un paseo por el desierto de Vofafone

Actualización 25/10: Cruce de DM´s  con @vodafone_es (con el que ya había intentado solucionar el problema sin éxito hace unos días)

Actualización 26/10 – 21:00 : Llamada de Pilar del departamento de calidad de Vodafone (Parece que no es una leyenda, existe ese departamento) Asegura que en dos días soluciona la cosa. Me pasa la extensión de su departamento y dice que puedo hablar con ella por las tardes, todo amabilidad.

Actualización 27/10: No envían la documentación (contrato) sin embargo llega a casa una carta con la puñetera cláusula 11, el cachondeo es más que evidente.

Actualización 30/10: Pasan cuatro días y, como viene siendo habitual, no llama nadie ni envían nada. Otro choteo más, supongo que se harán ido todos de puente.

Actualización 04/11 : Nueve días, nada. Vodafone no respira, como si no existiera, se han «olvidado»

Además resulta  imposible contactar con Pilar del departamento de calidad a la extensión  74090 (no encuenttro ningún operador con la «potestad» para pasarme con esa extensión) El número desde el que llamó (visto en pantalla) 670 113 990 no recibe llamadas, la locución dice que… el número  marcado no existe… como la vergüenza de Vodafone.

La única solución que dan es esperar. Se vuelve a pedir la misma cosa, una vez más.

Vodafone, la insoportable estupidez de la atención al cliente.

Actualización final 10/11:

Pilar Escobedo del Departamento de calidad de Vodafone vuelve a llamar.

Dice que NO existe el contrato ni grabado , ni en papel. No quieren redactar una copia.

Viene decir que tengo la razón, que haga lo que quiera pero que NO van a redactar un contrato porque «cambiarían las condiciones» pactadas de manera ORAL y GRABADA por ellos (y perdida esa grabación por ellos) en las que ofrecieron:

Un descuento en factura por un año para aliviar la penalización de la cancelación de la portabilidad con Movistar, mil minutos gratis a móviles y unas tarifas que incluían llamadas gratuitas a fijos y entre los dos números del contrato.

Chapuza, ellos graban un contrato, ahora dicen que NO existe, admiten que lo han perdido y No ofrecen alternativa. Otro abuso más.

Aún no conozco a nadie que haya recibido la copia de un contrato grabado por teléfono sin iniciar reclamaciones agresivas. Es más no conozco a nadie que haya recibido esa grabación.

Conlusiones

¿Quién sale beneficiado de esto?

Aunque pueda parecer que ahora estoy en disposición de romper todo compromiso y que los perjudicados son ellos no es así.

Todo incumplimiento de las condiciones y precios pactados (de las cuales ya no existen pruebas físicas por culpa de Vodafone) sería imposible demostrar nada por ninguna de las dos partes.

Y aunque Pilar Escobedo de Vodafone insista en que en caso de reclamación siempre fallarían a favor del cliente…

¿Qué sucedería si reclamo que me prometieron todas las llamadas gratis de por vida?

¿Que pasaría si insisto en que me ofrecieron unas vacaciones de regalo , todo incluído, en la costa Azul ?

Nada, estaría obligado a DEMOSTRARLO y no podría. Estaría liado en una reclamación larga, lenta, molesta y absurda en la que perdería el tiempo y la paciencia.

Esto es un pisoteo más de los derechos del consumidor, que tiene el derecho a recibir una copia del contrato que firma. Lo firme por la vía que lo firme.

Vodafone, al igual que Movistar, son empresas con serios problemas de mala reputación, una imagen de bandoleros ganada a pulso a base de reiterados abusos y engaños a una gran cantidad de sus clientes.

Confío en que un día pagarán por todos ellos, bien sea por alguna denuncia conjunta y masiva o por la intervención de algún organismo regulador.


Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

134 comentarios en «Vodafone, la insoportable estupidez de la atención al cliente»

  1. Qué razón tienes!! Lo nuevo no es el laberinto humano sino algo mucho más jodido: el laberinto de la máquina.

    Yo les he dicho en su foro que o me atienden humanos o me voy.

    Las empresas de telecomunicaciones de este país gozan de unos privilegios increíbles y la culpa es de los políticos que no quieren regular esto. Lo del contrato de voz es el timo de la estampida.

Los comentarios están cerrados.