Franquin VS Dupuis por el derecho a la «muerte» de Gaston Lagaffe

 
  • JA
  • PT
  • RU
  • CN
  • DE
  • FR
  • EN
  • Franquin VS Dupuis por el derecho a la "muerte" de Gaston Lagaffe

    Pleitos, movidas y disputas por asuntos relacionados con los derechos de autor ha habido siempre, pero este caso es especial porque lo que se defiende ahora es el deseo de un autor a que su personaje muera con él.

    André Franquin (1924-1997), creador de Gaston Lagaffe (aquí Tomás el gafe) expresó en su día que no quería que su personaje le sobreviviera dibujado por otro autor y cedió los derechos morales del mismo a su hija, Isabelle Franquin, para que su deseo se cumpliera.

    La editorial Dupuis, que posee los derechos de publicación, anunció “Le Retour de Lagaffe”, la vuelta de Gaston en un álbum con nuevas historias que saldría en octubre y en abril comenzó a difundir un adelanto de las viñetas del personaje. Isabelle Franquin consideró «ilegal» este proyecto y solicitó entonces ante los tribunales la suspensión inmediata de cualquier publicación y la justicia belga paralizó la edición del nuevo cómic de Gaston Lagaffe hasta 2023.

    El 16 de mayo, Isabell Franquin publicó una carta abierta, que recibió el apoyo de unas 800 personalidades, entre las que se encuentran dibujantes como Philippe Geluck o Benoît Peeters.

    Recordatorio: el 17 de marzo de 2022, en Angulema, durante el Festival Internacional del Cómic, en una rueda de prensa, el Sr. Stéphane Beaujean, director editorial de Dupuis (grupo Média Participation) anunció la resurrección de Gastón, bajo el lápiz del canadiense Marc Delafontaine, alias Delaf.

    Los días 17 y 18 de marzo se publicaron en Le Vif L’Express, Le Soir, Spirou, Le Monde, Libé (Libération) y otros medios de comunicación belgas y franceses ilustraciones («¡Me revoilà!» «¿Noo!» responde Prunelle cayendo en brazos de Fantasio), un boceto de la portada del álbum y una plancha completa de este proyecto de Gastón.

    El Sr. Beaujean reconoce que la Sra. Isabelle Franquin, única heredera y legítima propietaria de André Franquin, fallecido en 1997, no quería hacerse cargo del personaje de su padre, pero afirma que este derecho se habría concedido a Dupuis, a pesar de su oposición.

    Esto no es cierto.

    La Sra. Isabelle Franquin es la única facultada para ejercer los derechos morales, en nombre de su padre, es decir, para hacer respetar la fidelidad del autor y sus deseos. Los derechos morales son inalienables. André Franquin siempre expresó en vida, de forma continua y reiterada, su deseo de que Gastón no le sobreviviera bajo el lápiz de otro dibujante.

    Por ello, la Sra. Isabelle Franquin aplicó el procedimiento de arbitraje impuesto por el contrato de cesión de los derechos económicos a Marsu BV (Sr. JF Moyersoen), que los transfirió a DARGAUD-LOMBARD (grupo Média Participation) en marzo de 2013.

    Ante el anuncio de la prepublicación de una entrega semanal de Gastón por parte de Delaf en el Journal de Spirou a partir del 6 de abril de 2022, la Sra. Isabelle Franquin solicitó al Presidente del Tribunal de Primera Instancia francófono de Bruselas la suspensión urgente y provisional de toda prepublicación de estas ilustraciones y tiras cómicas a la espera de la sentencia arbitral.

    Este procedimiento sumario, introducido el 25 de marzo, fue alegado en la vista del 16 de mayo de 2022.

    Las empresas Editions Dupuis y Dargaud-Lombard se han comprometido a no publicar nada antes de que finalice el arbitraje: ¡ni las láminas, ni los extractos de láminas, viñetas y dibujos de Gastón por Delaf, hasta que se dicte el laudo arbitral!

    En estas condiciones, sólo queda por decidir la cuestión de las costas en este caso en el procedimiento sumario. Se espera la orden a principios de junio. Lo principal está acordado: las empresas del grupo Média Participations no seguirán violando los derechos morales de André Franquin sobre su obra a la espera de la decisión judicial.

    La Sra. Isabelle Franquin defenderá hasta el final el respeto del testamento de su padre.

    Isabelle Franquin, 16 de mayo de 2022.

    Según algunas estimaciones que se leen en distintos medios, de publicarse el álbum podrían venderse 1,2 millones de ejemplares.

    El dilema legal/moral está servido. Por una parte se supone que la editorial puede hacer uso de los derechos legítimos de los que disfruta pero falta por saber cómo colisionan estos según la legislación con los derechos morales adquiridos por la hija del dibujante en los que el creador expresaba su voluntad de «matar» a Gaston Lagaffe.

    Los abogados de la editorial defienden que estos derechos morales que André Franquin dejó a su hija como legado le permiten oponerse a determinados proyectos de publicación por razones éticas o artísticas relacionadas directamente con el contenido de las nuevas historietas, pero no a la publicación de nuevas viñetas en general.

    Sea como sea, este será un caso a seguir porque se librará un combate interesante entre lo que se suele llamar «la industria», en su acepción puramente mercantilista, y el ámbito más personal, sentimental y artístico del autor.

    En septiembre se espera una sentencia firme y se supone que entonces saldremos de dudas.


    Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

    Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

    Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

    ¿Algo que decir?