¿Aún no conoces el mejor plugin de rendimiento para WordPress? Descubre Perfmatters

Si sube te jodes, si baja…más

Visitas: 5
 
 

banner-camiseta.jpg

Si sube te jodes, si baja…más

Se lee y se escucha que los bancos podrán exigir nuevos bienes como aval en el caso de que el precio de la vivienda baje un 20%

Aunque el gobierno haya inventado un decreto de urgencia para abaratar las concesiones y los cambios de hipotecas, este mismo decreto permite a bancos y cajas tasar las viviendas ya hipotecadas según esos maravillosos estudios de mercado.

Si la nueva tasación de tu casa dice que ha bajado un 20 por ciento, tienes tres opciones antes de que el banco te embargue:

Cancelar la hipoteca.

Pagar en el plazo de dos meses la diferencia.

Y la tercera y más cachonda, hipotecar otras cosas que no se deterioren o devalúen. Por lo tanto no vale hipotecar un coche, un programa de televisión ni un ordenador con Vista.

Hay una cuarta opción pero esta necesita de armas y explosivos además de una intervención violenta en el edificio del banco que no está contemplada en el decreto y hasta puede que sea ilegal.


Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

Artículos relacionados
Euríbor

Euríbor

Pasatiempos

Vehículo de lujo

Inflación

4 comentarios en «Si sube te jodes, si baja…más»

  1. Estimados bancos, a mi ya me habéis sacado un montón de millones, para los reyes voy a pedir un pico, una escopeta de juguete pero para que de el pego y un chaleco antivalas que seguro que me volveis a dar una puñala trapera por la espalda.

    Que sois los bancos unos hijos de… La Banca

  2. «…en España los bancos pueden acudir a la garantía personal, embargando otros bienes o incluso el sueldo de los morosos, pero los expertos aseguran que es muy difícil que un banco recurra a la garantía personal de un cliente para asegurarse el pago ya que tiene muy poco valor.»

    Pues cuando llega la hora de cobrar me pongo de un contento….

  3. Vaya, qué alegría. Los bancos sí que saben jugar a esto y nos tienen bien agarrados. Cuando ocurre algo que creemos que es bueno para nosotros, ellos siempre tienen las espaldas cubiertas.

Los comentarios están cerrados.