El scrapbook de Persinger, una década de dibujos y recuerdos de la era de la Gran Depresión

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 
El scrappbook de Persinger, una década de dibujos y recuerdos de la era de la Gran Depresión

El scrapbook de Persinger. No es precisamente un libro de bolsillo. Fotos: Columbia University Libraries.

Aunque se puede traducir «scrapbook» como «libro o álbum de recortes», el concepto de «scrapbooking» , que no es nada nuevo, es más amplio, ya que implica plasmar recuerdos, emociones o acontecimientos importantes con ayuda de fotografías, dibujos, anotaciones y todo tipo de adornos.

En 2020, un escultor y coleccionista australiano llamado Eric Oglander compró este antiguo y aparatoso álbum de recortes en una subasta y publicó las fotos en su cuenta de Instagram.

Un amigo de Karen Green, curadora de cómics y viñetas de la biblioteca de libros raros y manuscritos de la Universidad de Columbia, la etiquetó en la publicación de Oglander y despertó su curiosidad. Karen se puso en contacto con el coleccionista, que la invitó a ver el original.

Finalmente llegaron a un acuerdo y, casi por la cantidad exacta que le quedaba a Karen Green en sus fondos para adquisición de manuscritos, compró este curioso artefacto. Como la universidad no disponía de presupuesto para su conservación, lo comentó en Facebook, y Maggie Thompson, coleccionista de cómics y editora de la desaparecida Comics Buyer’s Guide (1971-2013) donó el dinero necesario para cubrir los gastos de su conservación.

De una colección de tiras cómicas a un diario de recuerdos

Este armatoste de 830 páginas, un grosor de más de 30 centímetros y unos 16 kilos de peso es un álbum de recortes que perteneció a un barbero de Kansas llamado I. A. Persinger.

Persinger comenzó el libro en 1928 como una colección de las tiras cómicas de «Wash Tubbs» de Roy Crane para entretenimiento de los visitantes de su peluquería llamada «Bungalow» en Fredonia (Kansas). El álbum fue evolucionando y lo actualizó y reformó (más bien remendó) durante casi una década (1939) hasta convertirse en una suerte de diario histórico con notas y dibujos del barbero y sus clientes.

Aunque la mayoría de las páginas contienen dos tiras de «Wash Tubbs», con el paso de los los años, se convirtieron en un lugar para comentar el estado del mundo o la duración de la Depresión, entre otros muchos temas, algo muy similar a las actuales redes sociales, aunque también en los tradicionales libros de firmas de visitantes de bares, museos, etc.

El Sr. Persinger advierte repetidamente a sus lectores que manejen el libro con cuidado, y se refiere a él como una «reliquia». En una página anota que la «Depresión sigue aquí», pero «No tiene mucha hambre» y que «Sólo la tontería (o el humor, supongo) parece mantener las cosas en marcha». Sus inscripciones son también una interesante colección de testimonios y recuerdos de las personas que sufrieron penalidades varias a causa de la Gran Depresión.

El scrapbook de Persinger, una década de dibujos y recuerdos de la era de la Gran Depresión

El barbero, que firma casi todas sus notas con un «By Persinger», también numera las páginas y añade la fecha a cualquier inscripción.

 
   

¿Qué se sabe sobre el libro de I. A. Persinger?

En una entrevista a Atlas Obscura, Karen Green, que cree que los comentarios y dibujos en el álbum de recortes pueden ofrecer información valiosa sobre la vida y el arte en las zonas rurales de los Estados Unidos durante la Gran Depresión, contesta a esta pregunta:

«En la contraportada, que se ha deteriorado bastante, Persinger escribe lo que debería hacerse con el libro, pero no todo es legible: «Este libro va a mi gran …» / … el A. Cline / Elk Co. Moline Kansas. » Después de escribir una publicación en el blog al respecto, recibí un correo electrónico del dibujante David Lasky, que se animó a hacer una investigación genealógica. Persinger tenía una hija llamada Hattie, cuyo nombre de casada era Cline. Vivía en Moline, que está en el condado de Elk, y tenía un hijo llamado Myrel. Eso nos permitió completar algunos de los espacios en blanco.

También hay una página que no tiene más que mensajes de clientes, todos los cuales están fechados. Han escrito de dónde son, y la mayoría son de la ciudad de Moline, que está a unas 50 millas de Fredonia, ¡así que la barbería de Persinger claramente tenía algo de alcance!».

El scrapbook de Persinger, una década de dibujos y recuerdos de la era de la Gran Depresión

Ahora, debido a la dificultad para consultar un libro de estas dimensiones, peso y número de páginas sujetas por unos largos tornillos de hierro, han empezado a protegerlo para evitar que se deteriore aún más, lo que hará que el volumen no esté disponible para su lectura hasta 2022 (y sólo con cita previa).

Lo más probable es que, para limitar el desgaste, el libro sea desmontado, digitalizado y vuelto a montar, de modo que el álbum de recortes pueda conservar su carácter de artefacto y poder ofrecer a los investigadores un acceso completo.

Green considera que cuando se vuelva a montar el libro, tendrán que recurrir a las imágenes digitalizadas (que probablemente sólo estarán disponibles en los servidores de las bibliotecas por cuestiones de derechos de autor).

El scrapbook de Persinger, una década de dibujos y recuerdos de la era de la Gran Depresión

Desde la universidad aseguran que este tocho puede esconder muchos secretos por descubrir. Durante una primera consulta para acciones de conservación, se levantó la encuadernación y se encontró una inscripción con una rima en el interior del lomo:

Dear friends o mine, please write a line / In this little Wash Tubbs book of mine. / Help me Keep you in my Mind”.

El scrapbook de Persinger, una década de dibujos y recuerdos de la era de la Gran Depresión

Su traducción al español, que pierde la rima, es más o menos así:

Queridos amigos míos. Por favor, escribid una línea/En este pequeño libro mío de Wash Tubbs/Ayudadme a manteneros en mi mente/Recordad el Robbin. Recordad la Paloma/Recuerda la noche en que te enamoraste. Oh yeah.

Mr I. A. Persinger, the Barber

Karen Green cree que hay muchas posibles vías de investigación que el libro va sugiriendo, entre ellas, creo que una de las principales ¿Quién era I. A. Persinger más allá de un barbero? Aún no se sabe mucho, pero en la entrada de presentación del manuscrito en el blog de la universidad se asegura que acabó añadiendo el cargo de juez testamentario a su lista de logros, como indica esta foto de prensa sin fecha que presenta a un Persinger «de semblante severo, pero de pelo perfecto».

 
   
El scrapbook de Persinger, una década de dibujos y recuerdos de la era de la Gran Depresión

Aunque a algunos, este tipo de publicaciones pueda parecerle algo de escaso o cuestionable valor histórico, no se puede pasar por alto que, más allá de las curiosidades o anécdotas mundanas que recogen, pueden ofrecer una foto fija muy aproximada del sentir de las gentes de la época. Personalmente, siempre me han fascinado. Ofrecen esas versiones «alternativas» de la historia que acostumbra a basarse en sus grandes protagonistas y que suelen dejar el resto de voces de la memoria colectiva bastante al margen.

Como ejercicio, les emplazo a volver a leernos dentro de cien años. A ver qué es lo que queda de todo eso que expresamos hoy en las redes sociales.

Fuentes consultadas:

Ficha en Columbia University Libraries

Comics Scrapbook Offers a Window into Depression-era Kansas/ Karen Green

The 36-Pound Comic Scrapbook That Chronicles the Great Depression/Atlas Obscura

In Memory of Memory : On Abandoning The Monopoly Of The Mind /Primusing


‘Karen Green (curadora de cómics y viñetas) y Alexis Hagadorn (jefe de conservación) presentan, comentan y analizan el ‘álbum de recortes de Persinger’, un artefacto único de la era de la Depresión, que consta de tiras cómicas con dibujos y anotaciones, recopiladas por un barbero en Fredonia, Kansas.’

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

2 comentarios en «El scrapbook de Persinger, una década de dibujos y recuerdos de la era de la Gran Depresión»

  1. Qué pasada. Parece una historia casi cinematográfica.
    Si sobrevivo a la pandemia y sus secuelas económicas espero poder ver alguna vez la edición digitalizada.

    PD: Se escapó un «tornnillos».

    Responder

¿Algo que decir?

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.