El ayatolá y las caricaturas

Visitas: 122
 
El ayatolá y las caricaturas

El ayatolá y las caricaturas. Viñeta del 07/01/2023 en CTXT

«El 8 de diciembre de 2022 lanzamos un concurso para realizar caricaturas del Líder Supremo de la República Islámica de Irán. Nuestra intención era apoyar la lucha de los iraníes por la libertad ridiculizando a su líder religioso de otra época, relegándolo así al olvido histórico. Unas semanas después, tras recibir más de 300 caricaturas (además de miles de amenazas), he aquí nuestra selección de ganadores».

Bajo este texto, la revista satírica francesa Charlie Hebdo publicó en su web más de treinta viñetas con Alí Hoseiní Jamenei ​como protagonista.

Las viñetas de Khamenei se publican en una edición especial con motivo del octavo aniversario del atentado del 7 de enero de 2015. Ese día, los hermanos Chérif y Saïd Kouachi, entraron en la sede del semanario satírico Charlie Hebdo en París y asesinaron a doce personas. Entre ellas, ocho formaban parte de la redacción: cinco dibujantes (Wolinski, Cabu, Honoré, Tignous y Charb, director de la publicación), un corrector (Mustapha Ourrad), una psicoanalista (Elsa Cayat) y un economista antineoliberal (Bernard Maris, conocido como “Oncle Bernard”).

Los chistes han enfurecido a las autoridades de Irán, que han llamado la atención del embajador francés para manifestar su rechazo a la publicación de estas viñetas esperando una «acción compensatoria del Gobierno francés».

Cuenta la agencia EFE que el portavoz de Exteriores iraní, Naser Kananí, le dijo al embajador francés en Teherán a través de un comunicado que «Irán no acepta de ninguna manera los insultos contra sus santidades y valores islámicos, religiosos y nacionales y Francia no tiene derecho a justificar los insultos a los valores sagrados de otros países y naciones musulmanas bajo el pretexto de la libertad de expresión«.

Después, Irán anunció el cierre del Instituto Francés de Investigación en Irán (Ifri), un organismo cultural dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores francés dedicado a promover la investigación en los campos de la arqueología y las ciencias humanas y sociales. Siempre que se cabrean les da por cargarse alguna cosa cultural, no sea que les de por civilizarse demasiado.

Según AP, cientos de manifestantes, entre ellos estudiantes de seminario, gritaron “Muerte a Francia” y acusaron al presidente francés, Emmanuel Macron, de insultar a Irán, al tiempo que instaron a París a poner fin a la “animadversión” hacia Teherán. Los agentes de policía, algunos de los cuales parecían sostener imágenes del líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, mantuvieron a los manifestantes a distancia del edificio de la embajada frente al que se manifestaban.

De ahí, pasaron a las amenazas. El jefe de la Guardia Revolucionaria iraní le «recordó» a Francia la agresión a Salman Rushdie del pasado13 de agosto de 2022 a modo de advertencia.

El 15 de enero, un grupo de personas se manifestaron en Estambul (Turquía) portando pancartas con imágenes contra la revista, las viñetas del ayatolá Ali Jamenei y el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Ahí los tienen, cabreados por unos dibujitos. Siempre he pensado que no serán tan poderosos esos países, banderas, religiones y simbolitos cuando un simple chiste puede hacer tambalear su glorioso poderío.

Charlie Hebdo argumentó su acción en un artículo publicado el 6 de enero de 2023, que reproduzco íntegro aquí.

La viñeta satírica, líder supremo de la libertad

El mes pasado, Charlie Hebdo convocó un concurso para realizar caricaturas del Líder Supremo de la República Islámica de Irán, Alí Jamenei. Era una manera de mostrar nuestro apoyo a los hombres y mujeres iraníes que arriesgan sus vidas para defender su libertad contra la teocracia que les oprime desde 1979. Fue también un recordatorio de que las razones por las que fueron asesinados los viñetistas y redactores de Charlie hace ocho años siguen siendo, tristemente, de actualidad. Quienes se niegan a someterse a los dictados religiosos se arriesgan a pagar con su vida. ¿Qué pensarían hoy Charb, Cabu, Bernard Maris, Wolinski, Tignous, Mustapha Ourrad, Honoré y Elsa Cayat al ver lo que ocurre en Irán? Nadie puede decirlo, pero podemos adivinarlo. Ocho años después, aún no hemos oído hablar por última vez de la intolerancia religiosa. Continúa su sombría labor, al margen de las protestas internacionales o del respeto de los derechos humanos más elementales.

En cierto modo, las caricaturas del Líder Supremo que nos han llegado son una prolongación de lo que siempre denunciaron los caricaturistas asesinados de Charlie. En 2000, Honoré escribió una columna en apoyo del caricaturista iraní Nik Ahang-Kosar, amenazado con un año de cárcel y 74 latigazos por haber representado al ayatolá Mohammad-Taghi Mesbah-Yazbi como un cocodrilo. En aquella época, una veintena de periódicos reformistas iraníes habían exigido que se demandara a este dignatario por calumnias. De eso hace ya mucho tiempo…

Ya antes, en 1993, Teherán convocó un concurso de caricaturas en el que pedía a los dibujantes que dibujaran al autor de Los versos satánicos, Salman Rushdie, para «describir la verdadera conspiración que se oculta tras la novela blasfema». El ganador recibiría 160 monedas de oro. En respuesta, Charlie Hebdo publicó 20 viñetas satíricas sobre la República Islámica de Irán. Al final, sin el concurso lanzado por los ayatolás iraníes que querían ridiculizar a Rushdie, tal vez nunca se nos hubiera ocurrido, 13 años después, publicar las caricaturas de Mahoma ni hoy las del actual Líder Supremo iraní. Al menos por eso podemos darles las gracias.

Recibimos caricaturas de todo el mundo, lo que demuestra, para quienes aún lo dudaban, la dimensión universal de la caricatura y el apego de la gente a la libertad frente a la arbitrariedad religiosa. Hemos seleccionado los dibujos más logrados, originales y eficaces de los más de 300 que nos han enviado. En cualquier caso, todos ellos tienen el mérito de haber desafiado a la autoridad que dice ser Líder, supuestamente Suprema, así como a su cohorte de sirvientes y sicarios. Obviamente, no hay premio que valga, porque atribuir un primer, segundo y tercer puesto devaluaría de hecho los demás sorteos. Y de todos modos, ¿qué recompensa sería digna de tener el valor de decir «no» a los tiranos religiosos? Sin embargo, hay una recompensa que nadie puede comprar ni dar, simple y llanamente porque no tiene precio, y es la libertad.

Relacionado:


Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

Artículos relacionados

¿Algo que decir?

Este blog se aloja en LucusHost

LucusHost, el mejor hosting

Grandes personan que patrocinan.

Patreon

Recibe contenido extra y adelantos desde sólo un dolarcito al mes como ya hacen estos amables lectores:

César D. Rodas - Jorge Zamuz - David Jubete Rafa Morata - Sasha Pardo - Ángel Mentor - Jorge Ariño - Vlad SabouPedro - Álvaro RGV - Araq