La viñetista Vilma Vargas, acusada de racismo y "violencia gráfica"

Visitas: 8.528
 

Imagina que dibujas una viñeta sobre un caso de corrupción de proporciones bestiales que involucra a jueces, policías, políticos, periodistas y muchos estratos de la sociedad y el gobierno de tu país y terminas siendo acusado de intromisión en la vida íntima de la fiscal, de "violencia gráfica", de racismo y de otras tantas cosas feas. Pues es justo lo que le ha sucedido a Vilmatraca.

Admito que eso de la "violencia gráfica" me ha pillado a contrapié y a estas alturas de la película ya no esperaba un nuevo subterfugio tan absurdo para criminalizar el humor gráfico.

El 26 de marzo, la viñetista ecuatoriana Vilma Vargas Vallejo, "Vilmatraca" (Riobamba, 1978) publicó esta imagen en su cuenta de Twitter(X), como hace habitualmente. Vilma suele recibir muchas interacciones cada vez que publica una viñeta y en esta no iba a ser menos.

Para entender el contexto de la viñeta, la escena hace alusión a unos chats publicados por la Fiscalía General del Estado de Ecuador, que se pueden consultar aquí, relacionados con el caso "Metástasis" sobre delitos de delincuencia organizada.

¿Conoces nuestro foro?

Visita nuestro foro

Contexto, caso Metástasis

Según explicó en su día la fiscal general, Diana Salazar, el equipo de la Fiscalía General denominó "Metástasis" al caso en el cual se investigan delitos de delincuencia organizada "porque la corrupción es un cáncer que no solo ataca a la Función Judicial, sino que alcanza a varias áreas de la sociedad, como la Policía Nacional, políticos y hasta medios de comunicación".

Leandro Noreno Tigua, conocido como "El patrón", era considerado como uno de los principales narcotraficantes del país y también fue señalado por vínculos con el cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

A raíz de su asesinato en el Centro de Rehabilitación Social de Cotopaxi (cárcel de Lacatunga) el 3 de octubre de 2022, la investigación de la Fiscalía General del Estado permitió obtener varias evidencias que incluyen los teléfonos móviles con los que el ya fallecido y presunto líder de una organización delictiva dedicada, entre otras actividades ilícitas, al narcotráfico, habría montado su estrategia para evadir a la justicia con el apoyo de un grupo estructurado para estos fines.

En ese grupo variopinto se encuentran políticos, policías, jueces, fiscales, funcionarios del Consejo de la Judicatura y del SNAI, funcionarios de prisiones, abogados en libre ejercicio, empresarios y periodistas. En la web de la fiscalía puedes ver la lista de procesados.

Entendiendo la viñeta

He necesitado varias horas y no pocas consultas, tanto para entender la viñeta como las reacciones. También he charlado con Vilma Vargas, que ya conocía de esta otra movida. Aún así, no descarto que mi lejanía con este asunto (no sólo geográfica) me haya podido llevar a cometer algún error involuntario. Sea como sea, espero que esa distancia también haya contribuido a ser algo más aséptico.

En la escena, la autora recrea una fotografía, difundida en su día por el asambleísta Fernando Villacencio (asesinado en 2023), de algunas de esas personas involucradas en el caso Metástasis bañándose en la piscina de una casa de Miami, propiedad de Xavier Jordán, procesado en una trama de corrupción en el Hospital Teodoro Maldonado Carbo durante la pandemia y al que también se relaciona con Leandro Norero.

Los personajes

Hay 16 personajes en la imagen.

De izquierda a derecha y de arriba a abajo, aparece el periodista que soltó uno de los casos, Anderson Boscan, los mafiosos, el ex presidente Guillermo Lasso y su cuñado, el expresidente Rafael Correa apoyando a su político Rony Aleaga, la fiscal Diana Salazar apoyando al expresidente Lenin Moreno en silla de ruedas. Abajo está Jaime Nebot (con bigote) apoyando a su político Pablo Muentes, las abogadas que ayudaban a los narcos y otro periodista, Carlos Vera (en un flotador) a quien se acusa de ocupar una oficina de una de las abogadas involucradas, Bibian Hernández, detrás de él, con gafas.

Por último está el presidente actual, Daniel Noboa, lanzando billetes al aire en alusión a una supuesta "farra" en Madrid, algo que el Gobierno desmintió. Sobre este particular hay que añadir que el medio español "El Debate", impulsado por la Asociación Católica de Propagandistas, del que salió esta supuesta información, por llamarla suavemente, no aporta fuentes concretas ni documentación audiovisual alguna que confirme lo que se relata.

La escena de la discordia

La fiscal general, Diana Salazar, que lleva este caso, también aparece en la viñeta porque uno de los involucrados, Rony Aleaga, aseguró que tuvo una relación íntima con ella. La Fiscalía tacha las afirmaciones de Aleaga de una "nueva campaña de desprestigio" contra su titular para desviar su atención.

Vilma no hizo más que un ejercicio satírico con esa situación retratando a Aleaga, del que sale un corazón de enamorado, mientras agarra a la fiscal por el tobillo.

La viñetista Vilma Vargas, acusada de racismo y "violencia gráfica"

"Violencia gráfica"

Por la forma de mostrar a la fiscal, la ONG "Participación Ciudadana", recorta ese trozo de la ilustración quitándole todo el contexto y sentido a la viñeta, para meter a Vilma Vargas en un saco de racismo y "violencia gráfica" mostrando el recorte junto a insultos y comentarios racistas.

Leyendo el mensaje de Participación Ciudadana, alguien podría pensar que Vilma, en lugar de haber dibujado un chiste sobre la corrupción, ha cometido un delito de lesa humanidad.

La viñetista Vilma Vargas, acusada de racismo y "violencia gráfica"
Caricatura de Ruth Hidalgo/Vilma Vargas

La directora de este colectivo, Ruth Hidalgo, llama a la viñeta de Vilma "manifestaciones violentas" y en una entrevista pide que no se compartan sus caricaturas.

Las reacciones se suceden y deja de hablarse del caso de corrupción para hablar únicamente de la forma de mostrar a la fiscal en la viñeta.

Carlos Andrés Vera considera que "la piscina de Vilma" es incoherente y una infamia porque, a su criterio, cree que "iguala" a la fiscal con el resto de personajes poniéndola al nivel de las mafias.

La interpretación personal de Vera es que Vilma está dando por buena la versión de Ronny Aleaga y que "iguala" a todos los personajes de la escena como parte del crimen organizado.

La viñetista Vilma Vargas, acusada de racismo y "violencia gráfica"

En la opinión de Vera, tan simplista que diría que es hasta infantil, se encuentra el típico "pero". "Es una caricatura, pero..." A sabiendas de que se trata de una caricatura, le atribuye a Vilma intenciones y simpatías que la autora ha asegurado no tener.

Ya en 2023, Vilma había retratado a Ronny Aleaga de esta guisa.

Y claro, un señalamiento así, en caliente, ya sabemos que suele tener inmediatamente el "efecto mecha" y una vez encendida, resulta difícil que no termine explotándole a a alguien. Así, Vilma ha recibido una buena cantidad de insultos varios y algunos usuarios ya suben sus fotos para redactar señalamientos más agresivos y amenazantes. Tuiter en su más puro estado de antorchas al viento, no hace falta decir cómo suelen escalar estas cosas.

En cualquier caso, Vilma se lo toma con humor e incluye el suceso en su viñeta del 30 de marzo.

Habla la autora

Vilma Vargas considera que "como la fiscal es afrodescendiente, se ha tildado el dibujo de racista dando a entender que la he dibujado con un bañador "animal print" (estampado que imita las pieles de los animales) para sugerir que pretendo que se vea a Diana Salazar como 'cavernícola o primate', pero eso no es cierto".

"El estampado de su bañador no es más que un recurso para aludir al trabajo de la fiscal en el caso León de Troya, de ahí el estampado de piel de León, que no es la primera vez que uso en una viñeta sobre el caso, como puede comprobarse en esta otra viñeta publicada en septiembre de 2023".

La viñetista Vilma Vargas, acusada de racismo y "violencia gráfica"
Vilma Vargas. Septiembre 2023

Vilma recuerda que "en el país cada 26 horas una mujer es asesinada, en Latinoamérica 7 de cada 10 mujeres hemos sufrido algún tipo de violencia pero, ya ves, se ofenden más por un dibujo que por esta realidad que vivimos" y añade que "esa ONG debe tener el listado de cómo se deben hacer las caricaturas políticas en Ecuador".

La viñetista Vilma Vargas, acusada de racismo y "violencia gráfica"

El humor en apuros, recopilación de casos
Casos de dibujantes que han tenido problemas de cierta importancia a causa de sus viñetas o ilustraciones satíricas. También hay algunas historias de otras personas que, sin ser dibujantes, han tenido problemas por compartirlas.


Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados


Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

2 comentarios en «La viñetista Vilma Vargas, acusada de racismo y "violencia gráfica"»

  1. Los comentarios de la gente que dice "la negra" tampoco son necesariamente por racismo (capaz algunos sí), sino que ese alias nace de los chat en donde se indica que alias "la negra" tiene injerencia en la fiscalía y que tiene lazos con alias "el ruso". Aún no se ha determinado quienes son las personas con esos alias, pero muchos sospechan que se refieren a la Fiscal General Diana Salazar y al ex asambleísta Ronny Aleaga.

    Responder

¿Algo que decir?

Este blog se aloja en LucusHost

LucusHost, el mejor hosting

Tu WordPress puede volar

Servicio de optimización

Navega sin publicidad. Cancela cuando quieras.

Por sólo 0,50 EUR al mes. Suscripción anual. Navega sin publicidad

Acceso miembros