Maus, de Art Spiegelman, prohibido en los centros escolares del condado de McMinn

 
MAUS, de Art Spiegelman, prohibido en los centros escolares del condado de McMinn

Ha sido en Tennessee, pero podría haber sucedido en cualquier otro lugar. La junta escolar del condado de McMinn votó el pasado 10 de enero a favor de prohibir (suelen llamarlo «retirar») de todas las escuelas la novela gráfica Maus de Art Spiegelman, obra sobre el Holocausto y la memoria, reconocida mundialmente, que obtuvo en 1992 el primer y único premio Pulitzer otorgado a un cómic, entre otros premios.

Los diez miembros de la junta, Mike Lowry, Bill Irvin, Quinten Howard, Jonathan Pierce Mike Cochran, Donna Casteel, Sharon Brown, Tony Allman, Denise Cunningham y Rob Shamblin votaron a favor de su retirada de lista de lecturas para que los alumnos de la asignatura de Lenguaje Artístico no tengan acceso al libro en los centros.

Continuando con la reciente oleada de iniciativas conservadoras de prohibición de libros, la Junta Escolar del Condado de McMinn votó la prohibición argumentando que incluye ocho palabrotas entre las que se encuentra «God Damn» (maldita sea) y «fotos de desnudos» (dibujos) de mujeres (sic) en este caso ratonas, se entiende.

En el caso de las palabrotas parece que ese «God Damm» es la causa central y una vez más sale a relucir el absurdo de la censura religiosa de los cazurros abogados de dios.

Maus, de Art Spiegelman, prohibido en los centros escolares del condado de McMinn

Bonita manera cateta de reducir las cientos de páginas de un clásicazo imprescindible. Todo el que lo ha leído sabe que no se recrea en lo escabroso ni contiene escenas especialmente «pornográficas» ni mucho menos. De hecho, hay que rebuscar mucho para encontrar algo que se parezca a eso tan soez que dicen que contiene. Otro pasaje de puritanismo llevado al extremo.

En general, es todo tan grotesco que no sé por dónde empezar a opinar. Sólo se recuerda un capítulo, también muy absurdo, relacionado con Maus cuando en 2015 se retiró el cómic de las tiendas rusas por «propaganda nazi».

No hay vídeo disponible de la reunión, pero sí existe esta transcripción completa del acta.

De la lectura del acta se desprende el chichinabismo y la moralina absurda de sus participantes. Establecen un debate sobre el uso de «palabrotas» como eje central en el que recrean un escenario surrealista para que prevalezca el cuestionamiento de «lo soez» Por encima de cualquier otra consideración.

Parecen olvidar que unos cuantos exabruptos y algún desnudo (no sé exactamente dónde está, y eso que he releído MAUS I y II, supongo que se trata de la viñeta sobre el suicidio de su madre) sin más intención que mostrar realidades en un contexto como el de los personajes debería ser considerado algo tan natural como parte inseparable de la obra.

Maus, de Art Spiegelman, prohibido en los centros escolares del condado de McMinn

La reconstrucción de la historia a través de los recuerdos de los autores que la vivieron para reciclarla y reescribirla convirtiéndola en una suerte de película de Disney es una de las formas más ridículas del nuevo revisionismo mojigato.

Además ¿Qué creen que van a conseguir ahora que medios de medio mundo se han hecho eco de la prohibición? ¿Qué reacción esperan de los alumnos y del público en general? ¿Qué pasaría si mañana aparecieran cientos de alumnos en el centro con un ejemplar de MAUS debajo del brazo?

Maus, de Art Spiegelman, prohibido en los centros escolares del condado de McMinn

Desde TN Holler llamaron por teléfono a la junta y preguntaron si el hecho de que el libro trate sobre el Holocausto tenía algo que ver con la decisión, y les dijeron que no. Sin embargo, TN Holler considera que el clima de censura conservadora, la aprobación de leyes de blanqueo de la historia que amenazan con multas a los profesores que enseñan la verdad, y la presión hacia la prohibición de libros en todo el estado por grupos como «Moms for Liberty» (libertad para lo suyo, ya saben) hace que sea justo cuestionar el momento.

Gran parte de la discusión giró en torno a cómo se seleccionan los libros para el plan de estudios, señalando con el dedo las normas estatales que se han convertido últimamente en un saco de boxeo popular entre los conservadores. También se discutió la posibilidad de «editar» las palabras que se consideraban objetables y/o malsonantes, pero se decidió que sería mejor prohibir la novela gráfica por completo.

Maus, de Art Spiegelman, prohibido en los centros escolares del condado de McMinn

En TN Holler recuerdan también que en diciembre del año pasado en el este de Tennessee, el profesor Matthew Hawn fue despedido después de 17 años de profesión por dirigir una discusión sobre el privilegio blanco. Y la legislatura del estado de Tennessee aprobó recientemente su «prohibición anti-CRT«, que amenaza con imponer multas masivas a los profesores o distritos escolares que enseñen la verdad sobre nuestra historia y raza.

 Justin Kanew también considera que, «independientemente de la razón por la que se tomó esta decisión, estamos en un clima en el que se está llevando a cabo un ataque sostenido contra nuestras escuelas, nuestros profesores y la verdad».

El furor contra la Teoría Crítica de la Raza, que los grupos de reflexión republicanos han creado para obtener beneficios políticos, se ha convertido en una excusa para que la gente de la derecha intente cancelar las iniciativas de diversidad, equidad e inclusión, y las cosas con las que no están de acuerdo en general, y ahora la prohibición de libros por parte de los conservadores atraviesa un buen momento». Tenemos que enseñar la verdad sobre nuestra historia. O se repetirá, concluye Kanew.

Maus, de Art Spiegelman, prohibido en los centros escolares del condado de McMinn

Al parecer, algunos de los presentes en la reunión donde se decidió la prohibición salieron en defensa del libro y muchos profesores del condado estaban molestos por la decisión, otros parecían estar a favor de eliminar las palabras objetables:

A continuación lo que algunos de miembros de la junta dijeron en esa reunión.

Tony Allman, miembro del Consejo Escolar:

«Por qué el sistema educativo promueve este tipo de cosas, no es sabio ni saludable… No niego que fuera horrible, brutal y cruel. Es como cuando estás viendo la televisión y sale una palabra malsonante o una escena de desnudo, sería la misma película sin ella. Bueno, este sería el mismo libro sin ella… Si tuviera un hijo en octavo grado, esto no pasaría. Si tuviera que trasladarlo y educarlo en casa o ponerlo en otro sitio, esto no va a pasar».

Jonathan Pierce, Miembro del Consejo Escolar:

«Mi objeción, y pido disculpas a todos los que están sentados aquí, es que mis normas importan – y probablemente soy el mayor pecador y la persona más cruda en esta sala, ¿puedo poner eso delante de un niño y decir que lo lea, o esto es parte de su tarea de lectura?»

Mike Cochran, miembro del Consejo Escolar:

«Fui a la escuela aquí trece años. Aprendí matemáticas, inglés, lectura e historia. Nunca tuve un libro con una foto desnuda, nunca tuve uno con lenguaje soez.

En tercer grado, uno de mis compañeros se me acercó y me dijo: «¿Qué es esta palabra? La pronuncié y era «damn» (maldición), y me sentí muy orgullosa de mí misma porque la había pronunciado. Corrió directamente a la profesora y le dijo que estaba diciendo palabrotas. Aparte de ese libro que creo que trajo de casa, ahora he visto una palabrota en un libro de texto en la escuela. Así que esta idea de que tenemos que tener este tipo de material en la clase para enseñar historia, no me la creo. «

Julie Goodin, supervisora de instrucción:

«Puedo hablar de la historia, fui profesora de historia y no hay nada bonito en el Holocausto y para mí esta fue una gran manera de representar una época horrible de la historia.

El Sr. Spiegelman hizo lo mejor que pudo para representar el fallecimiento de su madre y estamos a casi 80 años de distancia. Es duro para esta generación, estos niños ni siquiera conocen el 11-S, ni siquiera habían nacido.

Para mí esta fue su manera de transmitir el mensaje. ¿Son objetables las palabras? Sí, no hay nadie que piense que no lo son, pero quitando la primera parte, no se cambia el sentido de lo que intenta retratar y los derechos de autor… Tengo un niño de octavo grado y aunque retiraran este libro querría que lo leyera porque tenemos que enseñar a nuestros hijos.

¿Están bien estas palabras? No, en absoluto, eso no es aceptable, pero el problema es que estamos a 80 años del propio Holocausto. Simplemente creo que es un punto de partida grave para nuestros profesores. Soy una apasionada de la historia, y no me gustaría robar a nuestros hijos esta oportunidad. ¿Vamos a enseñar estas palabras fuera de este libro como palabras de vocabulario? No, tú me conoces bien, Tony Allman.»

Melasawn Knights, Supervisor de Programas Federales:

«Creo que cada vez que se enseña algo de la historia, la gente se colgó de los árboles, la gente se suicidó y la gente fue asesinada, más de seis millones de personas fueron asesinadas. Creo que el autor lo retrata porque es una historia real sobre su padre que vivió aquello.

Trata de retratar eso lo mejor que puede con el lenguaje que elige para relacionarse con esa época, tal vez para ayudar a las personas que no han estado en ese aspecto en el tiempo para relacionarse realmente con los horrores de la misma.

¿Es el lenguaje objetable? Claro, creo que es la forma en que utiliza ese lenguaje para retratar eso… Hacemos todo lo posible para redactar lo mejor que podemos y seguir la ley y eso es lo que sentimos que hemos hecho lo mejor mejor que hemos podido para abordar las preocupaciones por ese lenguaje. Creemos que es un libro valioso y la mayoría de los supervisores aquí presentes lo han leído».

Steven Brady, supervisor de instrucción:

«Cada lección que impartimos nos da la oportunidad de hacer un cambio a mejor para nuestros alumnos. Cuando enseñamos hábitos de carácter, estamos enseñando a nuestros alumnos a ser mejores personas. Hubo un tiempo en el que eso ocurría todos los días en casa, pero cuando pensamos en lo que ocurre ahora y en las vidas de nuestros alumnos, muchos de ellos viven en hogares rotos cuando un día están en una casa y al siguiente en otra. La lista de cosas con las que tienen que lidiar es interminable. Nos demos cuenta o no, la escuela es lo más estable en la vida de muchos de nuestros estudiantes.

Lo que los estudiantes ven y oyen en su lugar de residencia puede no ser apropiado en algunos entornos y tenemos la oportunidad, con cada lección, de cambiar lo que nuestros estudiantes ven que está bien. Tenemos la oportunidad de influir en su ética, su moral y su educación.

Aprecio la postura que todos ustedes están tomando para asegurar al público que nos preocupamos por nuestros hijos, y creemos que es importante enseñar a nuestros estudiantes la diferencia entre el bien y el mal y ayudarles a ser personas éticas con compasión y moral con respeto por los demás.

No estamos promoviendo el uso de estas palabras, si acaso estamos promoviendo que estas palabras son inapropiadas y es mejor que no las usemos. Es inapropiado para la escuela, para nuestra conversación aquí y puede que lo oigan en casa, puede que lo vean en la televisión, pero no lo promovemos.

Hay muchas lecciones que se pueden aprender a través de este libro sobre cómo tratamos a los demás, cómo hablamos, las cosas que decimos, cómo actuamos y cómo perseverar. Sólo quería que te hicieras una idea de por qué estas lecciones están estructuradas como lo están y cómo este texto está rodeado de extractos y artículos y las cosas que hacemos para construir ese conocimiento de fondo y la oportunidad que tenemos de marcar la diferencia en la vida de nuestros estudiantes».

En fin, flanderismo conservador y ultracatólico en estado puro.

Reacciones

Y aquí, la reacción de Art Spiegelman. En resumen, calificó a la junta escolar de «orwelliana», que le ha sorprendido y que todo esto le parece una locura. Demencial.

Efecto Streisand

Una vez más, el efecto Streisand hizo su aparición, durante un montón de días, Maus aparece en la lista de los más venidos de Amazon. Así, el 31 de enero (fecha de esta captura) tres ediciones de Maus aparecen en las posiciones 1, 3 y 7.

Maus, de Art Spiegelman, prohibido en los centros escolares del condado de McMinn

Copia en Archive, cuando grabé la copia los puestos habían cambiado a 1, 3 y 9.

Una tienda de cómics regala ejemplares

Nirvana Comics, una tienda de cómics de Knoxville anunció el jueves que regalaría copias de MAUS para los estudiantes interesados en leerlo que deseen aprender más sobre el Holocausto. Fuente (ver con VPN).

Maus, de Art Spiegelman, prohibido en los centros escolares del condado de McMinn

Anuncio de la tienda en Instagram

Desde la tienda anunciaron regalarían ejemplares del libro porque «creen que es una lectura obligatoria para todos». Dijeron que todo lo que tienen que hacer los estudiantes es pedir un ejemplar llamándoles o contactando con ellos en las redes sociales. Sin embargo, advirtieron que tenían un número limitado de ejemplares, por lo que podría haber una lista de espera.

Afirman que han hecho un gran pedido de MAUS, que esperan que llegue pronto, ya que todo su stock habitual había sido prestado o vendido.

Añadieron que están en conversaciones con una organización mucho más grande para expandir el programa y que cualquiera puede apoyar la iniciativa con donaciones. Además, planean abrir un crowdfunding para organizar mejor la acción.

Actualización 1 de febrero

Richard Davis, propietario de Nirvana Cómics ha recaudado ya más de 88.000 dólares ( y subiendo a gran velocidad) de 2.800 donativos en Gofundme para comprar ejemplares de Maus y repartirlos entre los estudiantes.

Nirvana Comics Knoxville Project: Maus en Gofundme

Maus, de Art Spiegelman, prohibido en los centros escolares del condado de McMinn

Y Maus ya aparece en Barnes & Noble, la mayor librería de los Estados Unidos,?? como el más vendido. Copia en Archive.is.

Maus, de Art Spiegelman, prohibido en los centros escolares del condado de McMinn

Recordatorio

En 2005, Naciones Unidas declaró el 27 de enero, día de la liberación de Auschwitz, Día Internacional de Conmemoración anual en memoria de las víctimas del Holocausto.


Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

¿Algo que decir?