Recordando a John Callahan, 1951-2010

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

Tabla de contenidos

Recordando a John Callahan, 1951-2010

El dibujante John Callahan en el documental : Touch Me Someplace I Can Feel (2007)

Recordando a John Callahan, 1951-2010Artículo actualizado el 23 de mayo de 2021. Se añaden algunas traducciones de cartas con quejas que recibió el autor. Ver  en «Polémicas«. También se añadieron algunos referencias a algunos de sus libros. Ver en «Obra».

Recordando a John Callahan.

Se lee por ahí que Gus Van Sant dirigirá a Joaquin Phoenix en una adaptación cinematográfica de la autobiografía del viñetista John Callahan que podría empezar a rodarse en 2017.

También se rumorea que Rooney Mara y Jonah Hill  podrían estar entre los actores del reparto.

La película

Actualización 29/11/2017. La película ya está anunciada para el Sundance 2018

Don’t Worry, He Won’t Get Far On Foot / U.S.A. (Director: Gus Van Sant, Screenwriters: Gus Van Sant (screenplay), John Callahan (biography), Producers: Charles-Marie Anthonioz, Mourad Belkeddar, Steve Golin, Nicolas Lhermitte) .

John Callahan has a talent for off-color jokes…and a drinking problem. When a bender ends in a car accident, Callahan wakes permanently confined to a wheelchair.

In his journey back from rock bottom, Callahan finds beauty and comedy in the absurdity of human experience. Cast: Joaquin Phoenix, Jonah Hill, Rooney Mara, Jack Black. World Premiere.

Taser  de la peli (16 de enero 2018)

 
   

Las primeras noticias de una película sobre la vida de Callahan se remontan a finales de los 90. En vida, el dibujante confirmó que Robin Williams, además de haberse declarado su fan de, tenía los derechos para llevar su historia al cine. El actor hasta se había animado a protagonizar y producir la película.

Así contestó Callahan a la cuestión.

He oído que Robin Williams tiene los derechos cinematográficos de la autobiografía de Callahan, ¿es cierto?

Sí, y aquí hay un extracto de la autobiografía de Callahan Don’t Worry He Won’t Get Far on Foot: La autobiografía de un hombre peligroso.

Libro John Callahan

Portada del libro del dibujante Callahan sobre el que se basa la película.

Callahan también dijo que, si algún día se rodaba la pelicula, quería que Philip Seymour Hoffman fuera el protagonista. (Fuente)

La muerte de John Callahan en 2010 y la de Robin Williams en 2014 dejó el proyecto arrumbado.

Siempre que escucho sobre películas de dibujantes pienso en lentas y aburridas producciones que interesarán sólo a unos pocos.

El dibujante se levanta, se prepara un café y…se sienta a dibujar. Acción trepidante. O lo que es peor, dramatizaciones y licencias cinematográficas con concesiones generosas a la ficción.

Espero que el caso de Callahan no sea así, por lo peculiar del personaje. También puede servir para pulir y afinar un poco las distintas versiones sobre los detalles de su biografía que se han ido engordando y adornando según quien la contaba.

Finalmente pude verla en Prime Vídeo. No está mal, algo lenta y su actividad como caricaturista ocupa en la película sólo una parte mínima que se presenta como secundaria. El guión gira principalmente en su lucha contra el alcohol.

 
   

John Callahan, una vida entre el drama y el humor

El dibujante y músico estadounidense nació el 5 de febrero de 1951  y fue abandonado. Nunca conoció la identidad de sus padres biológicos.

Fue adoptado en un orfanato de Portland por David Callahan (Dave), un trabajador de la empresa Cargill y su mujer, Rosemary, una pareja de Oregon que creía que no podía tener descendencia, aunque después tuvieron cinco hijos más.Lo llamaron John Michael Callahan.

John creció en The Dalles (Oregon), a unos 80 kilómetros al este de Portland y fue a una escuela católica, en cuarto grado en la St. Mary’s Academy, allí empezó a aflorar el John Callahan caricaturista. Empezó a dibujar haciendo caricaturas de las monjas y otros dibujos.

«Comencé a dibujar caricaturas de roedores para divertir a mis amigos en clase»

Saint Mary's Academy (The Dalles) donde estudió John Callahan. Fotografía del edificio en 1954

Saint Mary’s Academy (The Dalles) edificio en 1954 – Fotografía de Ross, Marion Dean

Aunque en algunos relatos se dice que empezó a beber a los 12 años, otras fuentes cuentan que cuando tenía 8 años, sufrió abusos sexuales de una maestra y para hacer frente al trauma, John comenzó a beber a los 14 años.

«Usé el alcohol para ocultar el dolor del abuso», dijo. «Me sentía como un extraño en mi familia», recuerda John.

«Fue algo circunstancial. Las relaciones con esa monja realmente estropearon las cosas».

Al graduarse de St. Mary’s Academy en 1965, John fue a la escuela pública. «La escuela católica era mucho más estricta que la pública. En comparación, la escuela pública era aburrida «. Como resultado, John a menudo se saltaba las clases para beber con amigos.

Se graduó en una escuela de secundaria  y empezó a trabajar como ayudante en un hospital mental del estado, después  trabajó en una planta de aluminio. A los 20 años, John se mudó a Los Ángeles.

El alcohol

Poco a poco, su dependencia del alcohol aumentó, su filosofía era beber y vivir el día.  «Un día cualquiera, me podía beber doce cervezas, vino y whisky.» 

Las drogas

También experimentó con otras drogas, incluyendo marihuana y LSD.

«El LSD me asustó, me volvía paranoico», dijo John. Sin embargo, el alcohol fue su droga preferida y jugaría un papel significativo en los acontecimientos que cambiarían su vida para siempre.

Él mismo describió su juventud como una sucesión de días entre jornadas de trabajo y borracheras sin ningún otro objetivo. Uno de sus amigos, Kevin Mullane, dijo en una entrevista que la bebida estuvo más cerca de matarlo que el accidente.

«Irónicamente, el accidente puede haber salvado su vida», dijo Mullane.

Fuente. Lori A. Wood

En 1987, Callahan comenzó a escribir su autobiografía, Don’t Worry He Won’t Get Far on Foot: The Autobiography of a Dangerous Man. «Pensé que era una buena historia para compartir con la gente», dijo John.

En 1989, William Morrow publicó el libro.

Algunas de sus viñetas

Viñeta de John Callahan, 1951-2010. Un doctor mira dentro del culo muy gordo de un paciente y le dice que tiene dentro un Starbucks

 
   

Recordando a John Callahan, 1951-2010

Recordando a John Callahan, 1951-2010

John Callahan, una de sus viñetas

Recordando a John Callahan, 1951-2010

Recordando a John Callahan, 1951-2010

John Callahan inspiration cartoon

El accidente

La noche del 22 de julio de 1972, después de beber una cantidad excesiva de alcohol (unas fuentes hablan de cerveza y otras de tequila), le dio las llaves de su Volkswagen Escarabajo a su compañero de borrachera.

El conductor iba tan borracho que estrelló el coche de Callahan a más de 140 Km/h contra un poste. El conductor no resultó herido de gravedad en el accidente y Callahan nunca supo más de él.

Callahan sufrió graves lesiones en la médula espinal (C5-6) y quedó paralizado desde el diafragma hacia abajo. Perdió también la movilidad de muchos músculos de la parte superior de su cuerpo. Tenía 21 años.

En el hospital conoce a su novia , una chica sueca llamada Annu, aunque Gus Van Sant se toma la licencia de extender en el tiempo una relación amorosa, sin demasiado compromiso, en la película, esto no sucedió así en la realidad.

Lo cierto es que Callahan, en sus memorias, señala que su relación con Annu en la vida real se limitó sólo al hospital. Nunca volvió a verla después de abandonar la UCI.

Aunque podía extender los dedos apenas tenía fuerza. Después de la terapia de rehabilitación consiguió recuperarse y más tarde sostener un rotulador en la mano.

Para dibujar, guiaba lentamente su mano derecha sobre el papel con la izquierda consiguiendo imágenes simples de aspecto casi infantil.

John Callahan dibuja

John Callahan dibujando

John Callahan cartoonist

En este vídeo se puede ver a Callahan dibujando (1:28). Imágenes del muy recomendable  documental (no es fácil de encontrar): Touch Me Someplace I Can Feel (2007)

Alguien subió este otro documental de 27 minutos Youtube. John Callahan | He Won’t Get Far On Foot.

Entrevista (1987)

Dejar la bebida

Callahan continuó bebiendo durante varios años hasta que en 1978 acudió a Alcohólicos Anónimos.

Callahan, en su web, describió así el momento exacto en el que decidió dejar de beber:

Tras años de alcoholismo y autocompasión, una noche, después de pasar una hora larga intentando abrir una botella con los dientes, se le resbaló de las manos y rodó por el suelo, fuera de su alcance.

La miró durante un rato. Luego empezó a gritar maldiciendo a Dios por estar lisiado. Gritó hasta caer exhausto y luego lloró durante una hora.

Finalmente, una sensación inquietante, pero reconfortante, lo invadió, como si una mano lo tranquilizara. Cuando su ayudante regresó, Callahan dijo, «Oye, Alex, algo muy profundo me pasó aquí, no creo que vaya a beber más.»

¿De qué murió John Callahan?

Callahan murió el 24 de julio de 2010 a los 59 años por complicaciones durante una operación de úlceras por presión, aunque uno de sus hermanos declaró que las causas de su muerte fueron derivadas de la tetraplejia sumadas a problemas respiratorios.

Obra

Se publicaron 13 libros con sus viñetas, uno de ellos autobiográfico. Algunos pueden leerse en Archive.

Recordando a John Callahan, 1951-2010

Don’t worry, he won’t get far on foot : the autobiography of a dangerous man

1989

219 páginas.

Editor: William Morrow

Leer en Archive.

Recordando a John Callahan, 1951-2010

Don’t worry, he won’t get far on foot

1990

228 páginas.

Editor: Vintage Books

Leer en Archive.

Recordando a John Callahan, 1951-2010

Digesting the child within : and other cartoons to live by

1991 – 116 páginas

Editor: Quill. William Morrow

Leer en Archive.

Recordando a John Callahan, 1951-2010

Do not disturb any further

1990 – 116 páginas.

Editor: Quill. William Morrow.

Leer en Archive.

Recordando a John Callahan, 1951-2010

The night, they say, was made for love : plus, my sexual scrapbook

1993 – 116 páginas.

Editor: Quill. William Morrow.

Leer en Archive.

Recordando a John Callahan, 1951-2010

The king of things and the cranberry clown

1994

104 páginas.

Editor: Quill. William Morrow.

Leer en Archive. 

También se editó un CD con 19 canciones titulado Purple Winos in the Rain (2006)

John Callahan discoPortada del CD de Callahan

Se emitieron dos series de animación basadas en sus dibujos:

Pelswick, de temática infantil en Nickelodeon.

Y Quads, una coproducción Australia-Canadá, que no se desvía de la violencia, la alegría de vivir y la incorrección política de sus viñetas.

La tumba del dibujante John Callahan con una de sus viñetas en la lápida

La viñeta que dio nombre a su libro y película está impresa en la tumba del dibujante en el Mt Calvary Cemetery en Nothwest, Porland, Oregon.

Polémicas

Como dibujante profesional empezó relativamente tarde. Su crudo humor negro y los temas que abordaba levantaron no pocas polémicas, algunas publicaciones donde aparecían recibían llamadas telefónicas de anunciantes amenazando con retirar su publicidad.

El dibujante también recibía correos y cartas, algunas de esas quejas están recopiladas en la web del autor en una sección titulada «Hate Mail from America«.

Ahí va una breve relación de algunos de esas cartas traducidas:

Recordando a John Callahan, 1951-2010

Incluso una de sus viñetas más emblemáticas, que daría título a su libro autobiográfico, que se tallaría sobre su lápida y que tiempo después sería además el título de la película sobre su vida se salvó de la polémica. Una persona de Boston consideró en su momento que Callahan «no entendía las emociones que hay tras la vida de lucha de un discapacitado».

«Estimados señores:

Actualmente soy huésped de un hotel en Boston, donde hay una tienda de tarjetas en el vestíbulo. Me di cuenta de una tarjeta postal muy desafortunada y absolutamente desagradable en el estante. Era una tarjeta de John Callahan que mostraba un grupo de vaqueros en la desierto, con una silla de ruedas vacía. El pie de foto decía «No te preocupes, no llegará lejos a pie».

Mi hermano está sentado en una silla de ruedas, es cuadrapléjico como resultado de un accidente cuando practicaba buceo a los 19 años. Hasta que el Sr. Callahan pueda entender las emociones que hay detrás de una vida de lucha como esta, creo que no debería sentirse libre de burlarse de los discapacitados. Me parece que la comercialización de su insensibilidad es ciertamente repugnante».

Sinceramente:

Allison F
Boston

Recordando a John Callahan, 1951-2010

¡Mira el culo de esa (zorra/perra/puta)!

«Me preguntaba cuánto tardaría su periódico en degenerar en un harapo periodístico. Bueno, esa viñeta extremadamente desagradable de Callahan hizo el trabajo. Su representación del perro y el burro y de los dos personajes con casco (sic) junto a la cita: «Mira el culo de esa perra» es ciertamente una expresión ofensiva y velada que se utiliza a menudo para describir a las mujeres.

Las mujeres decentes y sensibles -incluidas la madre, la hermana, la hija y la esposa de Callahan- deploran este tipo de degradación. Si el significado de la viñeta se suponía que era una broma satírica encubierta, no lo era, porque la intención se traslucía».

Alice W
Kalifornia

Recordando a John Callahan, 1951-2010

«¡Corre por tu vida! ¡Es una alarma con sonido de Sally Struthers!*

*Callahan hace una broma sobre este tipo de anuncios de Sally Struthers. En South Park también le han dedicado algunas coñas.

Su representante envió esta carta al diario:

«Represento a Sally Struthers y me siento obligada a tomar nota de la viñeta sin humor de Callahan que apareció en su página de Palm Latitudes el domingo. Es muy lamentable que su revista, y de hecho el propio Los Angeles Times, encuentren divertido que Sally Struthers haya trabajado con tanta diligencia durante tantos años para intentar acabar con el hambre y el sufrimiento de los niños en este mundo

El incansable trabajo de Sally durante 17 años ha sido un intento de acabar con el hambre en el mundo… Siendo Somalia sólo la punta del iceberg. Su publicación insinúa que en los anuncios que hace para CCF llora («solloza») mientras habla de los niños. Le desafío a que encuentre un solo anuncio que haya hecho en esos 17 años en el que llore… sí, habla con el corazón, pero, no, no llora.

¿Es la intención de su revista tratar la terrible tragedia humana de los niños que mueren como una especie de broma? Los anuncios de Sally Struthers nos llaman a la acción para que nos demos cuenta de nuestra responsabilidad con el prójimo. Gracias a Dios, ella y otros como ella se preocupan. Me da pena su insensible indiferencia ante el hecho de que cada día mueren niños… miles de ellos. Es en gran parte debido a los esfuerzos de Sally Struthers que más de un cuarto de millón de niños reciben asistencia diariamente.

Adjunto información sobre cómo usted, el Sr. Callahan y todos sus colegas del Los Angeles Times pueden apadrinar a un niño. Si todos ustedes se han cansado de escuchar la voz de Sally Struthers en nombre de los niños del mundo (como indica la viñeta), entonces apadrinen un niño. Cuando un número suficiente de personas realice este acto de bondad humana, Sally ya no tendrá que hacer estos llamamientos.

Hasta entonces, ni siquiera tu crueldad le hará abandonar a los niños».

Recordando a John Callahan, 1951-2010

El Papa se interesa por Madonna

«Me quedé de piedra cuando abrí el Tropic y vi la insultante e irreverente representación del Papa Juan Pablo II, adornado, al parecer, con el último diseño de sujetador de Madonna. Sobre su cabeza se asientan dos «gorros» de aspecto extraño con cruces y sus ojos sobresalen como «escarbando» (?) al lector.

Este tipo de viñeta se esperaría encontrar en alguna publicación underground que ataca al establishment, no en una revista de uno de los principales periódicos de Estados Unidos.

¿Le ha parecido divertida? Si es así, usted y cualquier otra persona que la haya disfrutado debe ser extremadamente ignorante o estar muy dispuesta a reírse.

El Papa Juan Pablo II ha pasado la mayor parte de su mandato al frente de la Iglesia exhortando a los pueblos de todas las naciones a la santidad, al servicio de Dios y al amor al prójimo. En particular, se ha manifestado a favor de la moral familiar, el respeto a la vida humana y la pureza en las relaciones humanas. La Virgen a la que dirige su atención es María, la madre de Cristo y nuestra madre. Creo que en esta viñeta hay también un desprecio hacia ella. Contrasta con la Madonna que, al parecer, hace mal uso de los grandes talentos que Dios le ha dado en detrimento de los jóvenes.

María es el modelo para todas las mujeres: pura y casta (sí, es posible tener estas virtudes hoy en día, casada o no), humilde y cariñosa, dispuesta a sacrificarse por los demás, fiel y confiada en Dios; de hecho, la gran obra maestra de Dios para todas sus criaturas. Para terminar, me gustaría decir que, al igual que la Madonna que actúa tiene una inmensa responsabilidad para cambiar su vida, ustedes, que filtran y seleccionan el material que influye en el pensamiento de miles de lectores, tienen una responsabilidad similar. Si los redactores tienen alguna razón concreta y digna para haber publicado esa viñeta de Callahan, más vale que la anoten para que no se les olvide cuál es cuando tengan que dar explicaciones al «Editor Ejecutivo» de la «Edición Final»».

Uno de los casos más curiosos sucedió en 1966. Callahan envió una viñeta sobre un adolescente Martin Luther King Jr. al Miami Herald que fue rechazada al instante por obscena.

Sin embargo,  sucedió algo inesperado. Durante la maquetación, un trabajador la incluyó por error para su publicación y el Miami Herald tuvo que destruir 500.000 copias del periódico. Aquel día, el diario decidió no publicar nunca más las viñetas de Callahan.

Recordando a John Callahan, 1951-2010

La viñeta en cuestión se titula: Martin Luther King, 13 años.

La escena muestra a una mujer con cara de enfado en la puerta de la habitación de su hijo.

Un  joven está de pie junto a su cama, sobre la que hay un charco. El joven dice:

«Tengo un sueño» (Yo tengo un sueño – I Have a Dream)

Sobre las críticas, el dibujante siempre se mantuvo firme. En una entrevista en 1992 a New York Times,

“La única brújula que me sirve para saber si he ido demasiado lejos es la de la reacción que consigo de gente en sillas de ruedas, o con garfios en lugar de manos”.

“Como yo, están hartos y cansados de la gente que le dice al resto del mundo como hay que hablar de los lisiados: con falsa compasión y paternalismo. Eso es lo verdaderamente detestable.”

Pese a todo, consiguió ser sindicado en un buen número de publicaciones.

Consiguió también la atención de editores y admiración de distintos artistas y personajes famosos que alabaron su trabajo como el humorista Richard Pryor, el ilustrador Bill Plympton, el humorista gráfico Gary Larson e incluso Bill Clinton.

Cuando Callahan celebraba sus 27 años como dibujante, recibió elogios del creador de los Simpson, Matt Groening, que dijo que los trabajos de Callahan eran:

«Groseros» y «depravados», en resumen, todos los adjetivos que los dibujantes desean oír. «

Un parque para recordar a John Callahan

punto-rojoGrupo en Facebook de amigos y familiares de Jhon Callahan. En 2014 promovieron la construcción de un parque memorial en Northwest District, Portland (no sé si lo consiguieron)

John Callahan memorial park

Una de las ideas iniciales para el parque memorial recordando a John Callahan

punto-rojoActualización julio 2017, empiezan las obras del futuro parque/jardín Memorial Jhon Callahan

punto-rojoUbicación en Google Maps

John Callahan memorial park

punto-rojo El John Callahan Garden se inaugura el 27 de octubre de 2017

John Callahan memorial park

Foto: Grupo FB John Callahan Cartoonist

John Callahan memorial park garden

Foto: Roodney Red

Actualización 2020Recordando a John Callahan: Nuestra cobertura de su vida y muerte diez años después en Oregon Music News.

John Callahan hug cartoon

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.